¿Crees que las marcas no te influyen?

A veces podemos pensar que las marcas no tienen influencia en nuestra vida… pero en realidad muchas ya son parte de nuestra cultura, para bien o para mal.


Por eso, merendamos bocadillos de
nocilla en pan bimbo envueltos en papel albal, o si tenemos un día goloso compraremos un chupachús, un huevo kinder y una bolsa de gusanitos. Todo ello regado con cualquier cocacola de marca blanca. Y si te manchas, coge un clínex.

En el trabajo, escribimos con un pilot las notas en postit, y si nos equivocamos corregimos con típex. Si tenemos que hacer un cartel, tiramos de edding y lo pegamos con celo.

Al llegar a casa, comemos cualquier cosa de un táper, y rebuscamos en los armarios para tomarnos alguna aspirina que nos alivie el dolor de cabeza. Y si no oyes nada, tal vez sea la hora de cambiar las pilas al sonotone.

Es cierto que hay distintos tipos de marca-genérica. Por ejemplo, ninguno llamaríamos cocacola a la bebida de Pepsi… pero sí a la “bebida de cola Carrefour”. Tampoco llamaríamos “colacao” al Nesquik, pero sí al “Cacao en polvo Auchán”. Peeero no todos los artículos tienen esa suerte: al agua mineral Carrefour nadie la llamará “fontvella de marca blanca”. Pobre.

Cuando hay pocas, no se nota porque no hay genéricos: por ejemplo, nadie dice “voy a unos grandes almacenes” (que suena como si te presentan a su chico y dices “es mi compañero sentimental”). Dices que te vas a El Corte Inglés, o a la Fnac, o a donde sea. Sin embargo, en otras ya da igual: sea de la marca que sea, el pan de molde y el papel de aluminio jamás recibirán otro nombre que pan bimbo y papel albal. Es lo que tiene ser pionero. Y por último, hay veces que ni siquiera somos conscientes de estar usando una marca al hablar (como el caso de celo, que viene de Cello-tape, o velcro y lycra, también marcas registradas).

Y es que sin marcas suena más… artificial. A diálogo de serie española o de telediario:

Merendamos bocadillos de crema de cacao en pan de molde envueltos en papel de aluminio, o si tenemos un día goloso compraremos un caramelo con palo, un huevo de chocolate y una bolsa de snack de maíz. Todo ello regado con cualquier bebida de cola de marca blanca. Y si te manchas, coge un pañuelo desechable.

En el trabajo, escribimos con un bolígrafo de tinta líquida las notas en notas adhesivas, y si nos equivocamos corregimos con líquido corrector. Si tenemos que hacer un cartel, tiramos de rotulador permanente y lo pegamos con cinta adhesiva.

Al llegar a casa, comemos cualquier cosa de una tartera de plástico, y rebuscamos en los armarios para tomarnos alguna pastilla que nos alivie el dolor de cabeza. Y si no oyes nada, tal vez sea la hora de cambiar las pilas al audífono.

16 thoughts on “¿Crees que las marcas no te influyen?”

  1. Salvo edding y pilot, uso todas las demás. Para edding, (no sabía lo que significaba, lo juro) digo subrayador, y para pilot, boli.

    ¿Nunca has echado de menos el Scalextric? El nombre correcto es Slot.

  2. en mi casa siempre se ha dicho “papel de aluminio”

    y beber una cocacola de marca blanca es delito, que no hay ninguna con un sabor medio decente

  3. Marcas-genéricas

    a todos los pañuelos de papel les llamamos “clinex”, sin embargo no siempre son de la marca Kleenex. Al papel de aluminio mucha gente le llama “papel de Albal” aunque esa no sea la marca, a los reproductores de CD se les llama discman (marca registrada de sony), a los de cassette walkman (TM Sony)… y un largo etc

  4. Yo creo que uso siempre como genérico el nombre conocido, será el resultado de pasar la infancia viendo los anuncios de la tele jejej.

    Cuando voy a la farmacia pidiendo Gelocatil, la amable farmacéutica me dice si no prefiero el genérico que es lo mismo y la digo que claro; aún me cuesta pedir paracetamol. Normalmente incluso digo “la Coca-Cola del Carrefour”, cuando un producto se convierte en referente es difícil olvidarle, es como el ejemplo a seguir por los demás.

  5. Edding, edding… eso es que no habéis pintado muchas paredes en vuestra infancia… Yo tampoco, eh? Eran los mismos amigos a los que les guardaba el paquete de tabaco….

  6. También a la cinta adhesiva se la puede llamar “Fixo”, que es otra marca. Pero casi nunca he oido a alguien llamar a la taza del inodoro “el Roca”, y eso que es marca muy conocida.

    Ah, los Eddings, con ellos pinté a los cinco años el sofá, y desde entonces mis padres dejaron de comprar muebles blancos. Qué recuerdos.

  7. No me puedo creer que haya gente que desconozca los ‘edding’, que poca alma artística 😛

    ¡Un saludo!

  8. La verdad es que yo tampoco lo puedo creer. Siempre los he utilizado!! de pequeña para pintar los muebles de mi habitación y llevarme alguna que otra galleta y ahora para escribir en los cd´s virgenes.

  9. Como será lo de las maracas que yo tengo profesores en medicina que describen tal o cuál cosa como color coca-cola. Eso sí los fármacos con su nombre genérico…

Comments are closed.