No desgastes los cristales mirando al otro lado sin reaccionar.
Un billete y tu equipaje bajo la almohada te han querido esperar.
Has sabido quién eres desde el día en que te besó.

Da igual si no comprenden tu vida, si no lo ven normal: no pueden controlar los latidos de tu intimidad. Y da igual si les provoca tu vida, si no lo ven natural no debes renunciar, debes defender tu libertad.

Soy tu amigo, yo te he visto queriendo hacer lo mismo que los demás. Y te has sentido tan vacío que hasta tú mismo te has querido juzgar.

Has mirado de frente, encontrando la solución. Vives de la pasión, no es diferente: sólo tiene un color

Da Igual (Taxi – Libre)