Yo pensé que sólo había restringido los comentarios anónimos, pero resulta que no, que sólo se podía comentar si uno se registraba. Así que nada, de nuevo libre y abierto…

2 thoughts on “”

  1. A mí me volvía loca lo de tener que registrarme en wordpress para poder comentar, más que nada porque el nombre de registro (Shen) es diferente al nombre del blog, que a ver por qué voy a tener yo que tener el mismo nombre en ambos, amos, digo yo!

    Por cierto, al final qué eres? diestro, zurdo? ambidiestro? Me pica la curiosidad…

Comments are closed.