Pastillas

Pastillas para dormir por las noches le hacen juego al café solo y la cocacola por las mañanas. Mantenerse dormido o despierto se queda en manos de sustancias artificiales. Los ojos, cada día más rojos y pequeños, parecen asustarse al ver la luz. El cuerpo está cansado, decaído, y la mente no puede más. Demasiados trastos en esta cabeza acostumbrada a tenerlo todo ordenado y amueblado.

Y no sabe por qué cada vez le cuesta más sonreir y pasear y vivir, por qué lo que antes era cotidiano ahora es superficial y no le afectan las alegrías o los disgustos (…)

Tfca


Será una empresa odiada, insultada y chapuza… pero me encanta su logo… me encanta. Se nota que cuidan su marca.

Frases del día

“¿Pero alguien, aunque sea heterosexual, se puede creer que en ‘Titanic’ la chica, que es como un armario empotrado, va a dejar al macizón de su novio por Leonardo di Caprio? ¡Por favor, si le pega con una teta y le saca del barco!”


Mi profesor de Relato Informativo


“Como la Obregón siga dándonos envidia con Darek, va a conseguir lo que no logró con sus series: ¡que la odie toda España!”


Sé lo que hicísteis la última semana

Enfermosidades

Hoy me he quedado en casa porque ayer, sin saber cómo, me puse malo. El caso es que no aguantaba con nada, hasta la manzanilla me sentó mal. Sorprendentemente, mi madre, que sabe mucho de esto, me dio Aquarius que al menos me quitaba la sed (tampoco podía beber agua) y me refrescaba.

Yo nunca tengo fiebre, así que llegar a los 38 grados es un acontecimiento que me vuelve medio loco, así que me puse a delirar y soñar que mi cama estaba llena de gente… y me pasé durmiendo desde antes de comer hasta la noche, cuando desperté un rato, vi un poco la tele y me puse al ordenador, porque estar en cama es aburridísimo.

Esta mañana mi madre no me ha dejado ir a la universidad (lástima, con las ganas que tenía yo de dar Metodología de Investigación, posiblemente la asignatura más aburrida de mi carrera y algunas otras) y como ya estoy bien, me he puesto a ordenar la habitación y desalojar de debajo de la cama trastos de los que ya ni me acordaba. Así que ya no tengo fiebre, tengo la habitación más ordenada y la delegada de mi curso, muy oportuna ella, me avisa que tengo un 7 en Documentación. Y como no estamos haciendo nada en clase, no me siento culpable por faltar, jaja…

Pues al final no va a estar tan mal…

En el año 2012…

Recordaréis que nuestro querido expresi Aznar sólo ha tardado cuatro años en reconocer que no había armas en Irak…

En La Fragua me encuentro un recorte del año 2012 (¿seguirá publicándose El Mundo?). Créanme, les estoy diciendo la verdad.

Que era broma, majetes…

Yo flipo con El Mundo. No sé si es que se están preparando para darse el batacazo o es que directamente nos consideran subnormales, pero hoy publican esta frase, que estoy por tatuarme, en su editorial:

EL MUNDO no sostiene al día de hoy ninguna teoría de la conspiración ni doctrina alternativa sobre lo que ocurrió el 11-M.

Pues si ellos lo dicen… somos el resto del mundo los que estamos equivocados. Va a ser todo un gran “alomojó”, al estilo de los guiñoles. Lo de entrevistar acusados del 11-M y presentarles como “buenos chicos que ayudaban a su abuela en las tareas del campo” o lo de que en sus páginas y editoriales se insinuase una y otra vez que el PSOE organizó la muerte de 200 personas en colaboración con ETA para llegar al Gobierno debió ser una broma. Un enlace interesante sobre este tema, lleno de referencias a los propios artículos de El Mundo.

A veces pienso que de tanto hacerme el tonto para evitar problemas, la gente ha pensado que lo soy de veras. Peor para ellos.

Cosas que se aprenden en una reunión familiar

– Que a Pablo le gustan los trenes y ya sabe decir “cercanías”… (bueno, lo intenta)
– Que mis sobrinas piensan que soy incansable y les encanta tirarse sobre mí y gritar…
– Que los conspiranoicos del 11M nunca pierden la razón. Si se demuestra que tienen razón, mejor para ellos, y si no se demuestra, se confirma que era una conspiración.
– Que me gusta hablar de televisión más de lo que pensaba
– Que mi prima está cada día más guapa

Y sobre todo… ¡quiero una casa delante de una estación de cercanías!