Cambios, cambios

¡Cooock! digo… ¡Kikirikíiiii!
El chico que nunca pisaría una carnicería por lástima a los animales se ha hecho socio del McDonalds

Aquel al que se le llenaba la boca hablando de tolerancia, ahora te insulta por llevarle la contraria

La pelirroja que juró estar siempre con los pobres, no se separa de su Visa Oro

El moreno de gafas antisonsumista, se gasta todo el sueldo en ropa y lujos innecesarios

Sin ninguna vergüenza, y mirándome a los ojos, me dices justo lo contrario de lo que ayer defendías.

La muchacha tranquila y reposada, toma unas extrañas drogas, no vuelve antes de las ocho de la mañana y habla en jerga kinki

El muchacho con miedo al compromiso compra flores para su pareja en su tercer aniversario

El que presumía de buen amigo, abandona a la gente a su suerte cuando les ha sacado todo el jugo.

Desde aquí, muchas gracias a los que os mantenéis firmes en vuestra opinión pase lo que pase, que sólo la cambiáis por un buen argumento o una buena razón. De mayor quiero ser como vosotros.

Movistar sigue en 2004


Parece que Movistar ya se ha dado cuenta de que no estamos en 2004. Desde que la compañía cambió de logotipo, pasaron a la historia las marcas “MoviStar Activa” y “MoviStar Plus”, que fueron sustituidas por “tarjeta movistar” y “contrato movistar” respectivamente.

Sin embargo, durante todo este tiempo (va a hacer dos años dentro de poco), cuando llamábamos a una locución automática (como la del 220, 230 o 333), la máquina nos seguía dando la bienvenida al servicio Movistar Activa… ¿dejadez? ¿olvido? El caso es que ya hace unos días desde que la máquina ya sólo dice Bienvenido al servicio Movistar. No se trata de una nueva grabación, sino de la amputación de un trozo de la anterior. También lo notamos en otras, como en la selección de tipo de tarjeta… aunque no en todas ha sido posible hacer el “corte”.

Y no es el único caso en el que Movistar parece congelada en el tiempo.

Leer más

Jachondos

Mi modelo, becario puteado y encima… a tragar


Me escriben de la Comunidad de Madrid (Bueno, del Espacio Madrileño de Educación Superior):

Querido Fer:
Oye, que lo de la beca de excelencia, que no va a poder ser, ¿sabes? Que no había dinero suficiente y tal. Pero oye, que podemos hacer una cosa. Sabemos que si pediste la beca es porque eres un poco tonto y lo que te gusta es trabajar, no por el dinero, ¿verdad? Así que, si quieres, puedes hacer el trabajo de becario, pero gratis, y nosotros ya si eso te damos un diploma. ¿Te apuntas?


Un beso

Espe

PD: Bueno, anda, si te portas bien te regalamos una cuenta de email. Imagínate, una dirección de correo para ti solito, ¿eh? fernando.decordoba@madrimasd.org. Y la tienes activa mientras estés en una universidad pública, parece magia, ¿eh?


Bueno, el espíritu era ese… que si hago lo mismo que iba a hacer cobrando 4.500 euros pero gratis… pues it’s going to be that not.

El Capitán de su calle (Sabina)

Porque gritaba cuando había que callar le llamaban todos “aguafiestas”. Dormía todo lo que había que soñar sin perdonar una siesta. Y, aunque nadie daba un duro por él se volcaba tanto en los detalles que sin llegar a nada llegó a ser el capitán de su calle. Pero en el barrio había un general que para colmo lo vió salir de noche a probar, a buscarle tres patas a las gatas y dos peras al olmo para merendar.

Porque no sabía vivir sin besar le llamaban todos “picha brava”, pero él besaba para recuperar los besos que le faltaban. Y, aunque la muerte le aterraba pensó que si la pálida dama llegaba no desperdiciaría la ocasión de ver qué tal besaba.

Algunas preguntas que me hago

Y en esta ocasión no son en broma…
– ¿De verdad tiene alguna utilidad saberse los nombres de los dedos de la mano? Sólo se me ocurre para cuando te duela uno, pero en ese caso se lo podrás señalar con la otra mano… o ir probando, coño, que sólo hay 5 posibilidades. Repasemos: el dedo gordo, el índice… el de en medio… el otro… y el meñique…

– ¿Por qué la gente se hace un blog? Es decir, ¿es tipo “mira que vida más interesante tengo” o es “me creo periodista y escribo en una web”? Si todo Dios tiene uno… además, si te dedicas a escribir un blog, tu vida tan interesante no será. Si fuese interesante no tendrías tiempo de escribir, hombre ya.

– ¿Por qué los animales tienen sus propios nombres? Cuando le cuento a la gente que a mi perra la quería llamar Mª José, se enfadan. Pues al final la puse Reyes…

– ¿Por qué, con lo cómodas que son, no puedo ir por el metro con las zapatillas de andar por casa?

– ¿Por qué la papelera de Windows se llama “de reciclaje”? ¿Porque puedes recuperar los documentos? Eso se puede con cualquier papelera, ¿no? Aunque luego ni recicles el papel ni nada, como si lo tiras a un pozo de petroleo…

– ¿Por qué cuando te compras un Calippo la gente te mira y se ríe? Pues a mí me gusta, oye… y ya sé las implicaciones fálicas que tiene, pero qué se le va a hacer. Está bueno y punto.

– De hecho, se me ocurre ahora, ¿por qué no hacen el envase del Calippo de otro material? ¿Nadie pensó que el cartón se deshace? Cada vez que me compro uno acabo comiendo el equivalente a medio folio. Podrían aprovechar y anunciarlo como “helado con alto contenido en fibra”.

– ¿Por qué cuando imitamos a un “gay tipo” nos ponemos con voz aguda y a pegar saltitos como cuando alguien ve un ratón? ¿De verdad hemos visto alguien así alguna vez?

– Al hilo de lo anterior… ¿por qué hay gente que le encanta reventar preguntas diciendo “pues yo sí lo he visto” o algo parecido? ¿Qué tratas de decirme, que has vivido mucho? Pues escribe un libro…

– ¿Por qué siempre llevo tantas cosas en los bolsillos? Soy capaz de recorrerme Madrid andando pero me da pereza acercarme a una papelera…

– ¿Por qué cuando llamamos al móvil decimos quienes somos? ¡Si ya se ve! La sorpresa sería que si en la pantalla me sale “Marta” descolgase y no fuese ella…

– ¿Por qué hay una marca que se llama “Hello Kitty”? ¿Cuántos años llevan saludando a esa gata? ¿No ha llegado un momento para que pongan sólo “Kitty”? O si acaso, Kitty haciendo cosas… “Kitty goes to school”, “Kitty eats fish and rice”… “Kitty is eaten by a furious dog” (Bueno, en este caso podríamos decir “Goodbye Kitty”).

– ¿Kitty es una gata? ¿existen gatos así?

– El modelo de los anuncios de Springfield de la temporada pasada (otoño-invierno), ¿existe de verdad? ¿es posible ser perfecto? Algún defecto tendrá. Seguro que tiene voz de pito, o es hetero.