Ni Dios

REDACTORA JEFE
Tenemos una audiencia muy
aceptable, y seguimos una línea coherente.
El público masculino volverá.

DIRECTIVO CADENA
El público que se va, no vuelve.
¡Y de mi cadena no se escapa ni Dios!
¡Ideas nuevas!

(Sale dando un portazo)

ENCARGADO PRODUCCIÓN
Ideas nuevas… ¿pero este tío que
se cree? ¡esto es la tele!

Vergüenza ajena

Verguenza ajena es lo que siente uno cuando ve esto en un diario:
No digo que no se puedan hacer portadas entretenidas, pero esto es lo más patético que he visto desde la portada de La Razón con un fotomontaje de Carod Rovira saludando a un etarra.

FAQ-you!

Peazo post de mirarme al ombligo estoy a punto de escribir. Pero creo que esto va necesitando unas FAQ (preguntas más frecuentes) sobre este sitio. Y qué leches, es un blog personal y que hable de mi no es tan extraño.

– ¿A que se debe este nombre?
‘Fernando busca su sitio’. Está inspirado en la serie de TVE “Raquel busca su sitio”, y no es un nombre muy original. Y de esa serie no he visto un sólo capítulo. No me hacía mucha gracia eso de que mi nombre estuviese en el título, me suena muy arrogante, pero lo de buscar el sitio propio es algo que llevo haciendo desde hace años. No creo que uno termine nunca de buscar su sitio… y de ahí el subtítulo, que es una frase de Jorge Bucay.

– ¿Por qué un blog?
Siendo sinceros, esto era una prueba para ver si era capaz de mantener un blog vivo. Antes compartí uno, pero me pilló en una época deprimido y daban ganas de suicidarse al leerlo, porque vaya tres nos juntamos. Así que empecé con esto, con la idea de entrenarme a escribir un poquillo cada día, tanto de mi vida como en ficción.

– ¿Se trata de contar tu vida? ¿Qué nivel de autocensura hay? ¿El blog es para desahogarte o para que te lean?
No se trata de hacer un recopilatorio sobre mi vida, porque por supuesto hay cosas que me callo. ¿Será porque soy muy vago para escribirlo todo, porque me siento menos libre si me pongo a pensar quién lo va a leer? No me gusta esa sensación. Tenía un contador de visitas y lo eliminé, prefiero pensar que escribo esto y lo leerá quien quiera, no muchos o pocos. Aunque siempre hace ilusión que te lean, claro. Pero también puedes llegar a obsesionarte con lo que pones, con cómo lo interpretarán los demás… aunque mira, siempre viene bien recordar lo de “si te enfadas, ya tienes dos tareas: enfadarte y desenfadarte”. Y por supuesto, además de mi vida, meto un poco de todo: anuncios que me gustan, textos interesantes, fotos, diseños, trozos de escritos…

– ¿Por qué opinas de periodismo, diseño, metro o publicidad? ¿Quién te crees que eres?
Pues simplemente me gustan estos temas. No em considero un experto en ninguno de ellos, porque a la mínima te das cuenta de que hay tantísimas personas que saben más que tú que te da pereza y un poquito de vergüenza meterte en el tema… pero me tengo que desahogar.

– ¿Mientes en el blog?
Muy poco o nada. No sé mentir, al menos no cuando la gente espera una verdad. Pero me voy a desquitar de ello con otros proyectos.

– ¿Cuánto se gana blogueando?
En este, nada. Con una empresa, algo se gana. No para comer, pero es un trabajo que me encanta.

– ¿Y esos post tan misteriosos?
Algunas veces no quiero o no puedo poner algo, o creo que queda mejor así. Así que asomo la patita todo lo que puedo.

– ¿Estás obsesionado con el blog?
No creo que sea de los que van por la vida esperando que les pasen cosas para colgarlas en el blog. Más bien, cuando llego a casa y vacío las fotos, me doy cuenta de que alguna quedaría bien aquí… o cuando me quedo con ganas de decir algo, o escucho una frase muy buena, o algo así. Pero la verdad es que a lo largo del día apenas me acuerdo de este lugar. Tengo vida fuera, jaja. De hecho, cuando me hice tarjetas de visita (medio de cachondeo), no puse la dirección. A ver qué van a pensar de mi.

– ¿Por qué a veces pones canciones?
Suelen ser para rellenar (Antonio dixit, jejeje), y representan mi estado de ánimo en el momento en que las pongo. O puede que hayan salido en el MP3 y se me hayan quedado pegadas todo el día.

– ¿Te crees gracioso?
No necesariamente. Lo que escribo en tono de humor me hace gracia a mí. Si da la casualidad de que alguien más se ríe, seré mucho más feliz… pero el riesgo es que otros muchos piensen que soy gilipollas. Qué se le va a hacer.

– ¿Quién escribe estas estupideces?
Un programa automático que interpreta mi personalidad y escribe cosas.

– ¿Esta pregunta es de relleno?
Sí, por supuesto.

Carnets

Me encantan los carnets… ahora mismo, estos son los que llevo en la cartera:

Perraco

“Estoy perraco” puede significar…

1) Estoy muy salido
2) Estoy muy vago

“Qué perraco es” puede significar…

1) Qué mala persona es
2) Qué pillín es

Etcétera, etcétera.