Historia

Un médico de 31 años pasa una mala época en el hospital, y va un fin de semana a ver a su tía Marga, una viuda desde hace 20 años, que a sus 67 años vive en un pequeño pueblo de Extremadura. Allí la tía le comenta que nota unas molestias al orinar. Él la explora y encuentra una enfermedad de transmisión sexual. La mujer, derrumbada, le confiesa que ha mantenido relaciones con otra mujer.

¿Una rayada mental? No, mi examen de guión cinematográfico.

Simyo, nuevo operador


Interesante este nuevo operador de móviles: 9 céntimos a cualquier hora y destino y 9 céntimos los SMS (ver más tarifas). Se llama Simyo y es parte de KPN, una gran operadora de Europa.

Tiene muy buena pinta. Por ejemplo, te dejan gestionar todo por internet, sólo venden móviles libres, no hay consumo mínimo mensual ni compromisos, y te puedes dar de baja haciendo clic en su web…

Yo ya lo estoy probando en una línea que tengo por ahí. Y si va bien, pasaré mi número general (¡esto es más barato que Yoigo! aunque no tengan llamadas gratis entre sus clientes… pero tampoco tengo casi amigos en Yoigo). A ver si Yoigo reacciona con algo que no sea subir las tarifas…

Algunas frases que me han llamado la atención en su web:

Si quieres saber más, tenemos un servicio de atención al cliente que entiende lo que significa atender al cliente. Basta ya de operadoras que te dejan esperando, de asistentes que no saben de lo que hablas y de intentar hablar con robots. Porque nosotros también lo hemos sufrido, no queremos que se repita.Pensamos en tener tiendas, pero ¿para qué? ¿Para que tengas que ir hasta ella, esperar colas y aguantar a dependientes que sólo quieren venderte un móvil? No es nuestro estilo.

Darte de baja es tu derecho: Olvídate de mandar un fax, de pelearte con el operador de turno, de amenazar con abogados y de pagar multas absurdas. En simyo, si te quieres dar de alta, lo haces en 5 minutos. Y si te quieres dar de baja, en menos tiempo. Cualquier día, a cualquier hora y desde cualquier lugar del mundo puedes darte de baja haciendo un simple clic. Teníamos la posibilidad de hacerlo como el resto, pero es que no tenemos fax 🙂

Tranquilo, no somos una empresa tipo chiringuito ni unos recién llegados.

Dos engaños

Un periódico: se lanza con un precio de 50 céntimos de lunes a sábado, y 1 euro los domingos (debe ser porque incluye un CD, por lo demás es igual que el resto de la semana). A las dos semanas, deciden incluir el CD también los sábados, por lo que este día suben el precio a un euro. Meses después, se les ocurre entregar películas los viernes, por lo que también suben a un euro el precio ese día, con la desfachatez de anunciar la película como “gratis“. Ahora, el periódico cuesta 50 céntimos cuatro días a la semana. Cuando comenzó, eran seis. Mire usted, si suben el precio para entregar algo con el periódico, no es gratis.

Una compañía de móviles: Se lanza ofreciendo buenas tarifas. No sube los precios al eliminar por ley el redondeo, como sí hicieron las demás, y anuncia que jamás subirán sus tarifas. Al cabo de un tiempo, lo increíble: ofrece llamadas gratis entre sus abonados. Trata de diferenciarse aclarando que no se trata de una promoción sino de una tarifa nueva. A los dos meses, rectifican y limitan el tiempo gratuito a 60 minutos diarios, anunciándolo muy de pasada, en una nota de prensa sobre un tema insustancial.

¿Qué tienen en común ambos engaños? Tanto el periódico como la compañía de móviles se lanzaron diciendo que estaban de nuestro lado (en la lucha imaginaria contra los grandes), que eran claros, sinceros, que decían la verdad. Ahora, estas empresas no tienen credibilidad para mí, al margen de que siga comprando su diario o llamando con ellos, porque me siguen gustando los servicios que ofrecen. Pero no creo que vuelva a creerme una promesa suya. Han demostrado que lo de ser diferentes era sólo una estrategia de marketing. Y el marketing tiene una norma fundamental: nunca hay que defraudar las expectativas del público.

La UC3M renueva su web

Hoy os traigo un rediseño precioso. Por fin la UC3M tiene una web a su altura… os dejo una captura del antes y el ahora de la web principal y de Campus Global (la zona privada para alumnos y profesores). Lástima que Aula Global (una zona en la que nos podemos descargar apuntes de las asignaturas y tal) no haya cambiado, pero tiempo al tiempo… me siento muy orgulloso de mi universidad con cosas así:

Web principal:

Campus Global:

Cambios en el diseño

Ando toqueteando cosas y probando plantillas, así que no os asustéis si cada vez que entráis la web se ve de una forma, porque aún estoy decidiéndome. Quiero una plantilla con letra pequeña, que se vea bien, no demasiado sobrecargada, a ser posible con texto sobre fondo blanco, moderna, dos columnas…

Yoigo nos decepciona

Recuerdo en la última cena de bloggers con Yoigo, que se me ocurrió preguntar a un par de jefas si algún día les daría por cobrar las consultas de saldo (son gratis). Fingieron enfadarse y me dijeron que ellos noe ran como los demás, que Yoigo se basa en otra manera de hacer las cosas, en la honestidad. Sus anuncios y su consejero delegado dejaron claro muchas veces que no subirían sus precios nunca: “los precios sólo irán hacia abajo”. También dijeron que las llamadas a 0 céntimos no era una promoción de navidad, sino que era su manera de ver la telefonía móvil.

Pues hoy nos la han jugado por primera vez. Nos han mandado una nota de prensa hablando de lo maravillosas que son sus tarifas, que muchos inmigrantes las usan… y como de pasada, aprovechan para decir que a partir de marzo, lo de las llamadas gratis entre clientes de Yoigo va a tener un límite de una hora diaria. Su portavoz me lo ha confirmado: 60 minutos por día, en una o varias llamadas.

No he llamado nunca más de una hora a otro móvil Yoigo, por lo que en principio esta medida no me afecta. Lo que me fastidia es que una compañía que presumía de no tener letra pequeña (aunque sí la tenían), de no tomarnos el pelo, de no parecerse a los demás… cambia a peor su tarifa cuatro meses después de lanzarla.

¿Ha sido por el abuso de algunos? ¿no calcularon bien? En cualquier caso, un cero para ellos, porque han perdido la credibilidad. Ahora sabemos que a los pocos meses pueden decir Diego donde dijeron Digo… si desde el principio hubieran puesto un límite, ahora no estaríamos quejándonos.

Y aun así seguiré con Yoigo. Porque una hora de llamadas gratis al día es muchísimo más de lo que ofrece el resto… pero me joden las formas. No se puede ir de enrollado si luego vas a hacer esto: hay que calcular mejor los riesgos cuando se lanza una tarifa.