La imagen corporativa del Ayuntamiento de Madrid

post de abajo, quiero dedicar un artículo a la imagen corporativa del Ayuntamiento de Madrid, más concretamente, a sus cambios en los últimos cinco años. Pongámonos en situación. Hasta 2003, el alcalde de Madrid era un señor aburrido que se llamaba José María Álvarez del Manzano. La imagen del Ayuntamiento en esta época era un poco cutre y caótica: lo mismo usaban el nombre “Ayuntamiento de Madrid” como “Excelentísimo Ayuntamiento de Madrid”, junto al escudo a color o una simplificación en la que sólo aparecía el oso y el madroño, a veces en negro, otras veces en color…

Estos son sólo dos ejemplos, pero prácticamente
la marca era diferente en cada soporte. Es lo que
tiene no darle importancia a estas cosas.


Una imagen descontrolada, que cada vez salía de una manera (con el “excelentísimo” o sin él, con el escudo o con la marca simplificada, en color o en negro…) y además, bastante seria y triste (no es casualidad que aún se utilice en las comunicaciones de la Empresa Funeraria). En estas, llegó Gallardón al Ayuntamiento, y al igual que había hecho muy bien en la Comunidad, rehizo toda la identidad corporativa. En algunos casos, se crearon logos, porque algunas empresas municipales no tenían, o se mejoraron (la empresa de la grúa, llamada EMITRA, pasó a llamarse madrid///movilidad). Todos tenían en común la que era la nueva imagen del ayuntamiento: el escudo simplificado, con la palabra “madrid” debajo, todo en azul con tipografía Gill Sans: Y algunas de sus “marcas hijitas” (hay muchas más): A mí me encantan. Todas siguen un patrón que recuerda a la marca principal, pero logran tener una identidad propia. Además, esto se consiguió en un tiempo récord: en menos de cuatro años la nueva imagen del ayuntamiento y de todos los organismos que la habían adoptado estaba cambiada, y lucía flamante en los coches de policía, carritos de barrendero, autobuses, locales, edificios y demás soportes. Durante esta legislatura también sucedió algo que hubiera pasado desapercibido en otro caso, pero que tenemos que mencionar, porque es importante para nuestra historia. Se convocó un concurso para elegir la marca con la que el Patronato de Turismo del Ayuntamiento promocionaría nuestra ciudad en el exterior. La ganadora fue esta:
Llegados a este punto, el mundo era feliz. Teníamos una marca para el Ayuntamiento y sus organismos, y otra para asuntos de turismo que se complementaban perfectamente. Ambas estaban implantadas en un tiempo récord, eran bonitas, modernas y representativas. Pero ocurrió algo malo. Algo muy malo. Nadie sabe cómo pasó. Las malas lenguas dicen que a Gallardón le gustó tanto la marca con las exclamaciones que quería verla en todas partes. Y lo peor sucedió: el Ayuntamiento cambió de logo, menos de cuatro años depués de haberlo implantado, con todos los soportes recién estrenados y dejando a todas las “marcas hijas” que veíamos atrás, huérfanas. Por lo tanto, el logo actual del Ayuntamiento es una combinación de los dos anteriores:
Cambian algunos detalles, como que el madroño ya no tiene frutos, o que el oso y el árbol se presentan en positivo. Además, esta marca tiene multitud de versiones en muchos otros colores para adaptarse al contexto en el que se encuentre. El cambio ha sido tan de golpe, que hemos vivido unos meses de confusión. A veces aparecía la marca nueva, a veces la antigua, otras veces la nueva pero aún con los frutos en el árbol… incluso, a veces, una extraña mezcla de ambas:
Pero definitivamente el nuevo logo se ha impuesto. Las ya antiguas marcas han tenido que adaptarse como han podido a la nueva situación, a veces de un modo forzado. Por lo general, se las ha unido a la nueva imagen del Ayuntamiento, y ya está:
No es que no me guste el nuevo logo con las exclamaciones, es que no entiendo por qué hay que matar un logo que apenas tenía cuatro años, que era bonito, representativo y (caso raro en Madrid) estaba bien implantado con una familia de marcas estupenda. Total, para cambiarlo por otro que no supone una mejora, que se no ta que est] ]>

La nueva imagen de la EMT

En Madrid lo que vende es el metro, para mucha gente es el transporte de primera, y los autobuses son “para los que no tienen metro”. Pero Gallardón prometió volcarse esta legislatura con los autobuses, que tenía pelín abandonadillos, y ahora las cosas han cambiado bastante. Por ejemplo, las líneas nuevas ya no se abren un sábado por la mañana y ya está: ahora se hace un día entre semana, con una visita del concejal, autobuses decorados… un ejemplo fue la apertura de la línea exprés E1:


Pues el caso es que ayer se presentaron 210 autobuses nuevos, con la nueva imagen de la EMT, que es básicamente el logo del ayuntamiento (¡MADRID!) junto a la palabra EMT (tras unos meses en los que se han probado todo tipo de logos). Espero que sea provisional, porque la verdad es que queda raro… aunque en las fotos que han colgado en la web se nota que algún profesional se ha encargado de la decoración de los buses, que anuncian que son nuevos:


La idea viene de Barcelona, donde los buses de TMB lucen las primeras semanas un vinilo en el que pone “Nuevo / New / Nou”… me alegro mucho de que aquí estemos aprendiendo a vendernos como los catalanes, a los que se les da genial eso y el diseño gráfico.

(Es un fotomontaje cutre de su departamento
de prensa, pero en realidad es más o menos así)

Además, ahora todos los autobuses van a ser azules. Este es el nuevo color del Ayuntamiento desde que gobierna Gallardón (a ver si me animo y escribo un post con la historia del asesinato de mi marca favorita). Hasta ahora, los autobuses eran un poco caóticos. Si bien todo el mundo sabe que los verdes son interurbanos (es decir, salen de la ciudad de Madrid), los de la EMT podían ser rojos, azules, morados o incluso naranjas/amarillos… dependiendo del combustible que usan. Los de gasóil eran rojos; los de gas natural, azules; los de hidrógeno fueron incluso morados… algo que al usuario le da igual, la verdad, porque además en una misma línea podía haber vehículos de varios tipos. Lo que quiere es que todo sea simple: si el bus es verde, interurbano. Si es azul, urbano. Y ya está.

Tipografías

Leído en zenblog:

“Debemos recordar que el diseño de la tipografía es a la escritura, lo que el tono de voz es a la palabra hablada. (Lo que el interlineado y el interletraje es a la velocidad con que se habla, y la página escrita, puede llegar a ser una verdadera partitura, donde la elección tipográfica podría ser interpretada como la elección del instrumento).

Según eso, para decir perro, no es necesario ladrarlo, sino que basta con decirlo adecuadamente.”

Juan Pablo de Gregorio. Letritas.

Ojalá más gente pensase así.

Yoigo

En la foto salgo yo. Sí, qué pasa, que llega
el verano y uno quiere ligar.

Como os prometí ayer, os cuento la historia del megáfono. Anoche tuvimos el tercer encuentro de bloggers con Yoigo, y pensé que iba a ser un poco tenso porque desde la última vez ha pasado de todo: limitaron las llamadas gratuitas, subieron las tarifas de roaming, caparon conexiones… sin embargo estuvo bastante bien.

La verdad es que nos citaron para contarnos algo que habían dado a conocer al mediodía, así que básicamente fuimos allí a charlar con ellos porque lo que se dice novedades no había. Nos enseñaron los módem USB para el portátil que no tengo y las tarifas (bastante regularcillas) para conectarme a internet desde cualquier parte. Además, nos regalaron una mochila para llevar el portátil que sigo sin tener (es una indirecta por si alguien se ofrece a regalármelo, ejem) y… un megáfono.

Nadie sabe por qué nos dieron megáfonos, pero ahí lo tenemos, uno para cada uno. Se supone que era para que preguntásemos cosas al consejero delegado, Johan, porque estábamos en una terraza de verano, en pleno parque, y había bastante ruido. Pero nadie los usó durante la cena, más que nada por no cargar con ellos, así que a la vuelta cada uno cogió el suyo y a casa. Me hubiera gustado que me intentasen atracar, sólo por ver la cara del caco cuando empezase a gritar “Socorroo… ueh, ueh, ueh… socorro”…

Por cierto, los megáfonos tienen la función de voz, la función de sirena de policía (superútil) y la de… “Para Elisa” de Beethoven. ¿Qué mente perturbada, enemiga de la música clásica, decidió que la función que le faltaba a estos aparatos era reproducir esta obra?

En fin. Una buena cena, unos regalos originales (aunque la verdad es que hubiéramos preferido módems USB con sus SIM, que seguro que les habría salido más barato que el megáfono y la mochila y además se habrían asegurado unas cuantas reviews) y pude ver otra vez a la mujer que más admiro dentro de Yoigo: Ana Lumbrera, la creative manager (se pronuncia como se lee). Es decir, una mujer majísima, con un sentido del humor estupendo, que es la que escribe los textos de la web y los anuncios de Yoigo. Me lo paso genial cada vez que coincido con ella, y ella me aguanta estoicamente, que no es poco.

Otros detalles: había un panel con fotos de bloggers. Se supone que tenías que buscarte a ti mismo y si te encontrabas te daban una camiseta. Este tipo de cosillas les encantan, la otra vez nos hicieron fotos junto a un reno pintado (era Navidad), y la anterior en un decorado de Hawaaii. Al final resultó que yo no estaba en el panel, así que no me encontré. Parece mi sino, oyes.

Me avisan de que las fotos del encuentro están en una galería de Flickr. No me ha dado tiempo ni a verlas…



Si eres de los que leen esto por un lector de feeds… visita la web del blog, a ver qué te parecen unos cuantos cambios que he estado haciendo 😉

¿Escribo con interrogaciones?

Hoy me ha dado por contar cuántas noticias con preguntas en el titular he escrito en Xataka Móvil, y resulta que soy el editor que más lo hace:

NÚMERO DE NOTICIAS CON EL SÍMBOLO ‘¿’ EN EL TITULAR
Fer: 29 noticias (y más en Borrador)
Sacha Fuentes: 22 noticias
Rafa: 15 noticias
Oscar B: 3 noticias
Javier Penalva: 2 noticias
Susana Font: 2 noticias
Oscar J. Baeza: 0 noticias
plokiko: 0 noticias
kote: 0 noticias

¿Significa esto algo? ¿Soy más inseguro que mis compañeros? Probablemente sean sólo costumbres al escribir, pero es bastante curioso…