“Aunque ahora no me creas, me vas a olvidar dentro de no mucho, ya verás. Y hasta puede que escribas un cuento muy bonito sobre ello”

Cuéntame cómo pasó

Hace un rato

INT. COCHE DE METRO-DÍA
FER (19 años, extremadamente atractivo) está leyendo “Público” en un asiento lateral. Lleva cascos en las orejas que no se quitará en toda la secuencia, pero no escucha música. A su izquierda hay un asiento libre. Se sube un HOMBRE (45 años) con una gran maleta.

HOMBRE (a FER)
Perdona, ¿podrías dejarme este sitio?
Es por la maleta…

FER
Sí, por supuesto…

HOMBRE
Gracias, es que la maleta…

Silencio. Mira el periódico que lee FER.


HOMBRE
¿Qué película trae hoy?

FER
Pues no sé… (lee)
“24 Hour Party People”

HOMBRE
No la conozco… no suelen ser muy buenas,
pero bueno, yo lo compro porque
como son gratis…

FER
Ya…

Silencio.


HOMBRE
Y el periódico tampoco
es nada del otro mundo.

FER
Hombre… al menos tienen una sección
diaria de Medio Ambiente.

HOMBRE
Sí, eso sí… pero no es
demasiado… no sé, objetivo.

FER
Aham…

HOMBRE
Se les ve mucho el plumero.
Vamos, como a todos.

FER
Sí, es lo que tiene…

HOMBRE
Le pasa lo mismo a El País, a La Razón…

FER
Ya…

HOMBRE
Para mí, el periódico más objetivo es El Mundo,
que cuenta las cosas como son. Y además…

El tren llega a la estación de Ópera.


FER
¿Aquí se coge el ramal de Príncipe Pío, ¿verdad?

HOMBRE
Sí, aquí es…

FER se pone en pie de un brinco y sale del tren.

FER

¡Gracias!

El tren se va. FER da un paseo por la estación. Coge el siguiente tren hasta su casa.