Pisos

“Todos somos culpables. Hemos especulado. Una pareja que compra un piso a 50 kilómetros de Madrid porque es barato, sabiendo que nunca va a vivir allí, compra para vender más caro. Eso es especular. Y el precio de ese comportamiento irresponsable es terrible. Si quieres vivir en el centro, ¿qué haces comprando otro piso fuera? Encarecer los de los demás.

Dominique Perrault, arquitecto.

Jueves

Gracias a Shen he encontrado el videoclip de esta emocionante canción.

Al margen de lo que cuenta, hay una frase que me llama la atención “Cada mañana rechazo el directo y elijo este tren”. ¿Alguna vez habéis elegido el camino largo, el tren que no os convenía… por estar con alguien? ¡Contadlo!

¿Por qué las etiquetas de agua mineral indican con letra tan grande el manantial del que procede?

Odio la gente que dice “yo ya lo sabía”. Son asquerosos, porque tú llegas con una noticia que crees que les va a gustar, una exclusiva mundial, y en vez de alegrarse te miran con condescendencia y murmuran: “ya, bueno, era de esperar”. Aghh, qué ganas de matarles.

Dicho esto, he de decir la maldita frase: ya me lo imaginaba. ¿Y de qué estoy hablando? Pues de los envases de agua mineral. Eh, esperad, no cerréis el navegador. Todo tiene su explicación. Miremos una etiqueta de agua cualquiera:

Llevaba unos meses dándole vueltas al hecho de que el nombre del manantial de donde sacan el agua en cuestión saliese tan grande. Nunca iba en letra menor que el propio logo del agua mineral. Y que lo haga una, pues bueno, puede ser una cosa que se les ha ocurrido… pero es que lo hacen todas: Font Vella, Aquabona, Nature… tenían que hacerlo obligadas, seguro.

Y ayer precisamente encontré una noticia sobre el tema. Por lo visto, cuando Font Vella comenzó a vender agua de otro manantial diferente al de Font Vella, lo indicaban en letra muy pequeña. La organización de consumidores Facua lo denunció y ganó, y la justicia obligó a las empresas que envasan agua a que, si esta viene de un manantial diferente al que da nombre a la marca, aparezca en caracteres más grandes que la misma. En general todas han cumplido, aunque sigue destacando más el logo del agua, porque aunque ponen el manantial en letra grande, suele ser muy fina y del color de la etiqueta. Pero es curioso.

Las tres dudas que más me atormentan sobre 'Aquí no hay quien viva'

1. ¿Por qué, en los primeros capítulos, los personajes parecen no conocerse entre sí a pesar de llevar años siendo vecinos? Durante la primera temporada, son constantes las situaciones en las que los personajes no se saben el nombre del portero, o a qué se dedican el resto de vecinos, o no han estado en casa de los demás… ¿no se supone que los únicos nuevos son Roberto y Lucía?

2. ¿Dónde trabajaban los empleados del Banco Santander? Es obvio que ahí no cabe un local. Pensemos en el videoclub: ocupa toda la parte derecha del portal (donde tiene la ventana que comunica la tienda con la zona de los buzones). Pero a la izquierda está la portería…

3. ¿Por qué en el último capítulo de la serie tienen que abandonar el edificio por termitas? Se supone que no pueden arreglar el problema porque llevan muchos años sin pasar la inspección de edificios… pero, en más de un capítulo, arquitectos y demás profesionales han certificado el buen estado del edificio. Incluso superaron la ITE en un capítulo (aunque en un primer momento les trataron de estafar).

Telefónica desaparece como marca

Esta mañana me he despertado con una noticia bastante curiosa: Telefónica unifica todos sus servicios en una sola marca: Movistar para España y Latinoamérica, y O2 para el resto de Europa.

Esto significa que el fijo, el móvil y el ADSL serán todos de la misma marca. La verdad es que hasta aquí, se trataba de algo predecible. Lo que me sorprende, y mucho, es que la unificación se haga bajo la marca Movistar y no bajo la marca Telefónica. Siempre había pensado que, tarde o temprano, Movistar pasaría a ser Telefónica. Se trata de una marca más internacional, un nombre más bonito y sencillo y mucho más arraigado. De hecho, no pocos son los que dicen que “su móvil es de Telefónica”. Y en el plano visual, yo diría que es uno de los logos más bonitos que hay en España:


Por otra parte, se me hace raro que el fijo y el ADSL vayan a llamarse “Movistar”, por varias razones. La primera es la propia raiz de la palabra: movi-. Por otra parte, Movistar es una marca bastante ridícula fuera de nuestras fronteras (“¿Moviestrella?”), un nombre de los creados a principios de los 90 cuando la telefonía móvil nos impresionaba con dibujitos de satélites y cables con luces centelleantes.

Lo que hace Telefónica no es nada nuevo: France Telecom, por ejemplo, también unificó todos sus negocios bajo su marca Orange (que para colmo, no habían creado ellos, sino que pertenecía a una compañía inglesa que compraron), aunque creo que en este caso mantuvieron el nombre tradicional de FT para su negocio fijo de Francia por razones históricas.

Aquí, la marca Telefónica no desaparecerá, pero no se venderá ningún producto con ella. Se mantendrá como la marca del grupo, un respaldo a Movistar que es con la que lidiaremos en el día a día.

Esta estrategia de unificar marcas me parece muy conveniente para que la gente perciba el concepto de grupo, sobre todo si va acompañado de alguna ventaja más (facturas conjuntas, ofertas especiales…). Pero sigo pensando que todo se debería haber unificado en Telefónica. Y pensar que hace tiempo esta compañía registró unas marcas que nos hicieron pensar que buscarían una marca diferente para su negocio de fijos… ¿te imaginas teniendo el fijo con Telefónica Domo y el móvil con Telefónica Movistar?


Más información de este cambio en Google Noticias.

Algunos consejos

Dos consejos rápidos:

PARA MADRILEÑOS: Están poniendo en el Teatro Fernán Gómez (el de la plaza de Colón) “El caso de la mujer asesinadita”. No os la podéis perder, no sólo porque Isabel Ordaz sea la protagonista y esté genial, sino porque la historia es magnífica. Una mezcla de sueño y realidad muy buena, de Miguel Mihura. De verdad, id a verla.

PARA AMANTES DEL TEBEO: En los quioscos hay una colección bastante interesante: Clásicos del Humor. Se trata de reediciones de la Editorial Bruguera, en unos tomos de tapa dura, muy bien encuadernados… yo he comprado el de Mortadelo, el de 13 Rúe del Percebe y el de Zipi y Zape, del que todavía debe quedar alguno si vais con prisa. Esta semana toca Rompetechos.

Se trata de una colección muy buena, al menos los tomos que a uno le gusten. No es la típica recolección de aventuras ya leídas: por ejemplo, el de Zipi y Zape incluye las historietas de su primera época, en plenos años 50, cuando la serie tenía otro tono, mucho más divertido.

No me voy a comprar todos los tomos porque son un poquillo caros (10 euros cada entrega), aunque lo valen de sobra. Pero mientras no la retiren de los quioscos compraré las que vayan saliendo que me interesen…