Haz lo que digo, no lo que hago

Hace unos meses, esa maravillosa autonómica que es Telemadrid nos obsequiaba con un vídeo producido para asustar advertir a los menores acerca de los peligros de colgar su foto en redes sociales:

Lo que no nos contaban en el spot era que nos estaban advirtiendo precisamente de ellos mismos:

La Fiscalía acusa a Telemadrid de vulnerar la imagen de nueve menores al emitir sus fotos privadas de Tuenti

Telemadrid, predicando con el ejemplo. Con el ejemplo contrario.

La importancia de la imagen corporativa

“¿Acaso puede participar cualquier persona en un concurso de arquitectura? ¿O en proyectos de investigación en biotecnología? Yo también puedo saber usar el autocad o imaginarme cacharros creativos, lo cual no quiere decir que luego cree algo que simplemente es una aberración. Pero el diseño gráfico, como todo, no es una cuestión de dominar una herramienta (el photoshop o el freehand), sino que conlleva toda una estrategia comunicativa que es el resultado de muchos factores que la gente ni se imagina.

Desgraciadamente, todavía se tiene una idea del “diseño” como una frivolidad que puede hacer alguien q tenga como hobbie el dibujo (“mira mi nieto qué bien dibuja) y al que no se le da la importancia real que tiene en cuestiones de márketing. “Que quede bonito, pero que sea así y asá”. El diseñador es el último mono y el cliente manda hasta límites que en otros sectores serían impensables. ¿Os imagináis a un pavo dándole las indicaciones al fontanero sobre cómo tiene que atornillar una pieza?

En una palabra: Logotipos cutres los habrá mientras haya tanto intrusismo profesional y tantos clientes que sigan pensando que el diseño es poco importante para su plan de empresa, confiando así su imagen a gente que simplemente maneja un programa, pero no tiene idea de nada más. Una buena imagen corporativa no tiene porqué ser carísima, no todo son agencias en plan Bassat sino que las hay más pequeñas, incluso diseñadores freelance.”

Cheshire en una conversación sobre logotipos feos de Menéame

Anuncios de felicitación

Cada vez que un gran equipo o nuestro país gana una competición (una final de un mundial, una elección de juegos olímpicos…), al día siguiente los periódicos se llenan de anuncios en el que las grandes empresas patrocinadoras felicitan al ganador.

Sin embargo, todos somos conscientes de que existen dos posibilidades, que se gane o se pierda. Y el periódico no te va a guardar el hueco “sólo si ganan”, así que hay que tener preparados dos anuncios. Uno será el que se publique en caso de que se gane. El otro saldrá sólo si no se consigue, y puede ser un anuncio de consuelo o uno más de la marca para amortizar ese espacio que ya estaba contratado.

En el caso de Madrid 2016 nos ha pasado lo segundo, y lo que en los diarios de hoy habrían sido anuncios de felicitación, se han quedado en anuncios a secas. Algunos es fácil averiguar que tenían dos versiones, pero en otros no. Estos son los que he encontrado en El País de hoy:

La Caixa y Heineken, por ejemplo, han optado por no hacer referencia a Madrid 2016. Pero en ambos casos socpecho que si no hubieran dado los Juegos ahí habría un mensaje de felicitación, ya que La Caixa era uno de los principales patrocinadores (sí, es raro, sería más coherente que hubiese sido Caja Madrid) y Heineken no suele publicar anuncios a página completa, en color y menos haciendo referencia a Madrid.

En el capítulo de los “anuncios-consolación” encontramos a la SER, a GasNatural-Fenosa, y a Grupo Ortiz, que como a todas las constructoras, le interesaba mucho que nos llevásemos las Olimpiadas y ahí iba a estar la primera para hacerse visible.

¿Se os ocurre alguno más que podría haber sido de felicitación si lo hubiéramos conseguido?