Solucionando problemas en redes sociales

He tenido muchos problemas con mi teléfono móvil, una HTC Legend que no tiene ni un año y medio. A lo largo de este tiempo ha estado dos veces en el servicio técnico, un mes cada vez, sin que sirviese para mucho: volvía sin haber sido reparada porque, según ellos, no tenía ninguna avería.

Pero sigue calentándose, reiniciándose sola, bloqueándose. Un desastre. Ante la imposibilidad de encontrar una solución por teléfono, chat o correo, decidí quejarme en Twitter. No me gusta hacerlo porque trabajo al otro lado, pero me quedé sin opciones y mi economía no me permite comprar alegremente un nuevo smartphone cuando el antiguo está en garantía.
Continue reading Solucionando problemas en redes sociales

El estado de la democracia (noviembre 2011)

– Se reforma la Constitución Española sin referéndum.

– El presidente de Grecia propone celebrar un referéndum para preguntar a su pueblo sobre otra oleada de recortes. Desastre económico. La presión internacional le hace desistir.

– Los tres principales partidos nacionales presentan candidatos que no han sido elegidos en elecciones primarias por sus militantes.

– El candidato que previsiblemente ganará las elecciones no admitirá preguntas de los periodistas en toda la campaña.

– El premio Nobel de la Paz del año pasado ordena matar a un terrorista sin juicio justo.

– La jefatura del Estado sigue en manos de una persona designada por un dictador y es hereditaria para su familia con preferencia del varón sobre la mujer.

Que no nos roben la voluntad

Lo confieso: yo voté al PSOE en 2008. Y confieso también que lo hice con miedo. La campaña “que viene la derecha” funcionó conmigo.

No estoy nada satisfecho en lo que se ha hecho con mi voto. A veces se nos olvida, pero cuando votamos a un partido, le estamos dando poder para actuar en nuestro nombre durante los cuatro años siguientes. Y no es sólo una cuestión nominal: toda su legitimidad se basa en que están actuando en tu nombre. Te están representando.

El PSOE en mi nombre ha hecho muchas cosas que yo no hubiera hecho, así que concluyo que no me han representado bien. Yo no hubiera recortado donde ellos lo han hecho. Yo no habría ampliado la edad de jubilación habiendo tal nivel de paro juvenil. Yo no hubiera incluido una barbarie como la tortura a los toros en el Ministerio de Cultura. Y yo no hubiera entorpecido a la justicia en su persecución a los asesinos de José Couso. Yo hubiera cumplido muchas de las promesas que me llevaron a votarles y que se han quedado en el tintero: Ley de Transparencia, Ley de Igualdad de Trato, Ley de Libertad Religiosa, Ley de Cambio Climático… yo no hubiera traicionado mis principios en mayo de 2010. Yo no hubiera cambiado la Constitución sin consultar a los españoles.
Continue reading Que no nos roben la voluntad