Algo bueno tenía que tener la crisis

A todos nos molestan las obras, pero tienen su puntito ilusionante, sobre todo si (como es habitual) las cosas van a quedar mejores que como estaban antes. No me imagino viviendo hace cuarenta años, cuando en Madrid se hicieron todo tipo de estropicios en favor del coche (cargarse un parque para hacer la M-30, cargarse una plaza para hacer un horrible parking de varios pisos en pleno centro…).

Afortunadamente, muchas de las obras que se hacen hoy en día van en sentido contrario, para devolver la ciudad a las personas y no a los coches. Con la crisis, el Ayuntamiento paralizó muchas obras que estaban planeadas, pero afortunadamente, el Fondo de Inversión Local que ha creado el Gobierno va a traer suficiente dinero a Madrid como para reactivar muchas que ya parecían muertas.

Por ejemplo, por fin se va a peatonalizar la plaza de Callao, que lo estaba pidiendo a gritos. Uno de los lugares más céntricos en el que es casi imposible moverse con tanta gente: por fin se van a trasladar los coches y buses a otras calles. También se va a cerrar al tráfico la calle Fuencarral, una calle llena de tiendas modernillas de ropa que va a ganar muchísimo con la peatonalización. Lo mismo ocurre con la Puerta del Sol, que va a ser mucho mejor que ahora, una gran superficie sin coches.

A esto hay que unirle otros proyectos que el Ayuntamiento ya está haciendo con su propio dinero, como reformar la plaza y el metro de Ópera o peatonalizar la calle Montera. Todo esto dejará un buen trozo del centro peatonal (y más que hace falta, pero poco a poco).

Por otra parte, con el dinero del Gobierno en mi barrio van a restaurar el Puente de Toledo, a remodelar la Glorieta de Marqués de Vadillo, a arreglar el horrible puente para coches que no sé por qué no enterraron junto a la M-30 y a hacer bastantes cosillas del proyecto Madrid Río, que va a convertir el lugar donde antes estaba la M-30 en un parque alrededor del Manzanares.

Además, lo mejor de todo es que este fondo tiene la condición indispensable de que las obras tienen que empezar ya y acabar antes del próximo diciembre: vamos a pasar un año un poquillo complicado, pero vamos a ganar muchas cosas que hacían falta. Y sin que sea como nos tiene acostumbrados el Ayuntamiento, que presenta cosas y no se sabe cuándo se harán: esto va a ser inmediato. No sé, será una tontería, pero me hace ilusión todo esto.

Si te interesa ver los proyectos que se van a realizar, distrito a distrito, puedes bajarte un documento Excel de la web del Ayuntamiento haciendo click aquí.

Por cierto, supongo que en un lugar tan dado al autobombo, el Gobierno exigirá que en los carteles de las obras también salga su logotipo… y sería lógico y normal. Aunque a veces parecen olvidarse que, lo pague el Gobierno, la Comunidad o el Ayuntamiento, el dinero sale de los mismos: nosotros.

One thought on “Algo bueno tenía que tener la crisis”

  1. ¿En serio van a continuar las obras de Madrid Rio?
    No me lo puedo creer, ya era hora. Aunque bueno si quieres ver grandes lagos en pleno centro ya no hace falta ir al Manzanares, con esperar en mitad de la M30 un día de lluvia, dentro del tunel, vale. Eso sí, hay que ser adicto a las experiencias fuertes.

Comments are closed.