Beber los vientos

Beber los vientos: ”Beber los vientos” por alguien (siempre persona, raramente cosa) es sinónimo de desear ardientemente a una persona y hacer todo lo posible por conseguirla, o más concretamente, por conseguir su amor. Suele utilizarse este modismo para indicar que una persona está tan enamorada que sigue al ser amado de manera constante, tanto que se “bebe” la estela de aire que deja tras de sí. El origen de esta frase pudiera encontrarse en la actividad de la caza, en la que los perros olfatean de forma tan insistente el aire que parece que lo bebieran, hasta encontrar el rastro de la pieza a la que siguen con denodado esfuerzo.

One thought on “Beber los vientos”

Comments are closed.