Caldo para niños

Me gustaría compartir con vosotros esta espantosa obra del packaging perpetrada por Gallina Blanca que vi el otro día en un Dia%.

Se trata de un caldo de esos prefabricados que al parecer es especial para niños porque tiene menos sal o es menos fuerte o qué se yo. Y claro, han decidido que para que comer algo que sale de un envase de cartón sea menos violento para los niños, había que decorarlo con dibujos amigables. Para que de mayores no rechacen el cartón de Don Simón en el banco del parque si el paro sigue aumentando. ¿Y qué es lo que han elegido? Pues esto:

¿Estáis tan boquiabiertos como yo? Repasemos. Se trata de un caldo de gallina y verduras… y en el dibujo aparece una gallina acompañada de niños mientras hacen una sopa de verduras. Sólo de verduras.

Para que se cumpla lo que anuncia el envase, ¡esa gallina debería ser el siguiente ingrediente!. Mirad su cara, ella está confiada en que están cocinando un plato vegetariano. Los niños se miran cómplices, con esa cara que se les pone a los críos cuando van a matar un animal gigante para comérselo. No me gustaría ser el dibujante cinco minutos después de esa bucólica escena.

Aunque por otro lado, las verduras y el cuenco también son enormes. ¿Podría ser que esos niños salvajes sean una especie de Ompa-Loompas de la fábrica de caldos de Gallina Blanca?

4 thoughts on “Caldo para niños”

  1. Pura anécdota.
    De verdad, lo que me he podido reír mientras leía este artículo. Parecía que no habías podido dormir en toda la noche por estar pensando en los niños, las verduras y las gallinas.
    Ayer mismo cené unas rabas de calamar que eran mas grandes en el dibujo que en la realidad, es falsificar para ganar consumidores.

    Un abrazo.

Comments are closed.