Dos anuncios a los que no estamos acostumbrados

Últimamente me paso poco por aquí, pero es que no es fácil compaginar todo lo que llevo encima: cosas nuevas que estoy preparando, cosas viejas que hay que mantener y cosas que tengo que entregar a mediados de junio o me suspenderán.

En todo caso, hoy quería dejar unos anuncios que me han sorprendido estas últimas semanas. No exactamente porque sean atrevidos o muy originales, sino porque no estamos acostumbrados a algo así.

Este primer anuncio fue publicado por Coca-Cola hace unas semanas, y tiene forma de comunicado. En él aclaran que no van a retirar del mercado la Coca-Cola Light, haciendo referencia a un rumor que por lo visto corre por ahí, según el cual la variedad Zero iba a ser su sustituta. Por suerte, mamá Coca-Cola tiene cariño para todas sus hijas y las deja convivir en paz.

Me sorprende que una compañía tan importante como Coca-Cola reaccione de manera tan directa a los rumores que afectan a sus productos. Yo era uno de los que no comprendían la existencia paralela de la Zero y la Light, pero es que a mí nunca me ha gustado la Coca-Cola. Quienes saben de esto, dicen que son muy diferentes y a mí eso me vale para confiar en lo que dice su fabricante de mantenerlos en el mercado. (Por cierto: el otro día compré una Zero y no me gustó nada, sabe a agua con polvitos. Como el Tang de Cola si existiese. Ahora tengo miedo de probar la Light).

Pero vamos con el segundo anuncio, que ha sido publicado hoy mismo en El País. Se divide en dos páginas impares, en una se plantea la pregunta, a modo de teaser, y en la siguiente se responde. Este anuncio no destaca por su originalidad, sino por su anunciante:

La chica de la imagen nos propone adivinar de dónde es. En la siguiente página nos da la respuesta: es de Kosovo.

Kosovo es un país europeo que en 2008 proclamó su independencia de Serbia. Algunos países reconocieron esta situación, pero otros (entre ellos España) no lo reconocen como un estado independiente. En el anuncio, el texto nos pide que reconozcamos a esta chica (que por cierto es diseñadora) y a muchos otros jóvenes europeos, recordándonos que la mayoría de países de la UE ya reconocen a Kosovo y que hoy es el Día de Europa.

Una multinacional aclarando que su producto no desaparece y un país pidiendo que se reconozca su independencia. Desde luego, anuncios así no se ven a diario.

6 thoughts on “Dos anuncios a los que no estamos acostumbrados”

  1. Yo el anuncio de Coca Cola Light que mencionas lo escuché por primera vez en la SER y me quedé sorprendidísmo, me resultó raro que el hombre que hace la mayoría de los anuncios que salen en mitad de Hoy por hoy empezase a hablar de un comunicado de Coca-Cola. Y sobre el sabor de la Coca Cola Light me gusta más que la normal: además de que me parece que tiene menos gas, a mí me sabe mejor. Sobre la Zero no opino porque no la he probado (y hablando de anuncios, el anuncio que tuvo en su lanzamiento me encantó).

    Ánimo con tus cosas, que van a ir bien 🙂

    [a]

  2. Pues si has probado Coca-Cola Zero y no te ha gustado (no estando demasiado mal para los consumidores de Coca-Cola normal) JAMÁS pruebes una light. Morirás. O eso, o igual de repente te gusta. Pero vamos, no tiene nada que ver con algo que se parezca a la Coca-Cola 😛 Y a mí, personalmente, me parece la hija menos parecida a una madre que ha habido jamás.

    El de Kosovo me encanta. Han tenido una idea genial (con independencia de que yo reconozca o no su independencia).

  3. No existió nunca tal rumor, o al menos nada que no saliera de la propia Coca Cola. Es decir, todo forma parte de la misma campaña, ya que nunca se ha cuestionado realmente el que desapareciera la Light o que la Zero sea su antagonista. Forma parte todo de una misma campaña, ¿o acaso alguien se cree que los comunicados de Coca Cola necesiten de Christian Galvez?

    Lo de Kosovo, me flipa, pero no sé yo si la publicidad clásica es bueno para sus intereses…

  4. Lo de Kosovo es muy complicado. Partimos de la base de que el reconocimiento de estados es algo discrecional, es decir, no puedes obligar a España a que reconozca Kosovo.

    En este sentido, el estado “reconocedor” tiene la última palabra sobre si entabla relaciones diplomáticas (es decir, reconoce) o no con este nuevo estado, no siendo posible su reclamación por ninguna vía ya que para esto rige el mutuo acuerdo.

    Si la independencia de Kosovo se hubiese realizado en el marco de las conversaciones que habia encima de la mesa y no a las bravas como se hizo pues probablemente la reacción de la comunidad internacional hubiese sido distinta, pero España no puede permitirse (politicamente hablando) reconocer a Kosovo hasta que no se defina plenamente nuestro modelo de estado.

  5. Recuerdo que mi abuela de crios llevaba a casa coca-cola light sin cafeina.

    A mi me sorprendio el comunicado de coca-cola, y mas me sorprendio cuando despues vi en la tele en varias cadenas a varios presentadores conocidos esas cadenas con una coca-cola light en la mano hablando de lo mismo que el comunicado.
    Y de todo este asunto lo que mas me sorprende es el hecho de no haber oido el rumor!

  6. Yo también pienso, al igual que se ha comentado por ahí arriba, que jamás existió tal rumor. Me sorpendió la campaña de la light que son más pesaos que una vaca en brazos… cansinos… joé…
    El caso es que hace un tiempo leí un libro sobre leyendas urbanas y en algunos casos sí que se comentaba que de las posibles estrategias que puede llevar a cabo una empresa para desmentir dicho rumor, la mayoría optaban por esto: la confrontación directa.

    De todos modos, a mi me suena más a campaña que otra cosa, la verdad…

    Por cierto que la Zero no me disgusta, la light jamás la he probado, pero no soy mucho de estas cosas… 🙂

Comments are closed.