El diario ABC abre su hemeroteca online en PDF

Captura de pantalla 2009-09-27 a las 19.21.32

Una de las actividades con la que se me pasan las horas volando es la de bucear por las hemerotecas. En ellas siempre encuentras cosas interesantes de cualquier tema que te guste. Para mí, las mejores hemerotecas son las que además ofrecen versión en PDF, porque además de leer noticias antiguas sobre temas que te interesan puedes ver cómo se maquetaban los periódicos hace décadas: ver las fotografías, la publicidad… incluso los anuncios por palabras.

Hemerotecas de texto hay muchas, como la de El País o El Mundo, pero sólo permiten leer las noticias. No se pueden contemplar las fotos que las acompañan, ni ver cómo eran las páginas del periódico. En PDF sólo encontré la de La Vanguardia, que permite contemplar cómo era el periódico desde 1881. Esto significa no sólo que puedes descargar el periódico del día que naciste (un buen regalo de cumpleaños), sino también el del día que nacieron tus padres y abuelos.

Ahora, el diario ABC ha decidido abrir su hemeroteca de forma gratuita. En ella también se pueden buscar artículos o periódicos del día que elijamos desde principios del siglo XX, tanto de ABC como de la revista Blanco y Negro.

Lo primero que llama la atención es que la web de la hemeroteca es muy parecida a la de La Vanguardia, en algunos casos prácticamente igual. Por ejemplo, el selector de fechas se diría calcado una de otra:

Captura de pantalla 2009-09-27 a las 18.52.39

Sin embargo, algunos detalles hacen que siga prefiriendo la hemeroteca del diario catalán a esta. Por un lado, se han contagiado de esa absurda paranoia de que le van a piratear sus contenidos, lo que les ha llevado a protegerlos bajo una incómoda marca de agua con el logo del periódico en el centro de la página, además de un amenazante texto legal en la parte inferior prohibiendo absolutamente cualquier tipo de reproducción. No comprendo que a estas alturas sigamos con esta preocupación. Y mucho menos que, prohibiendo todo uso de sus contenidos, su agencia de comunicación haga una presentación de la hemeroteca a destacados bloggers sobre historia, si en teoría no van a poder utilizar sus recursos más valiosos, como son las fotografías, dibujos e infografías.

Hay que reconocer un acierto a esta hemeroteca: te puedes crear un “dossier”: en los resultados de una búsqueda, puedes marcar algunas páginas para añadirlas a una especie de ‘carrito de la compra’ y después bajártelas todas agrupadas en un mismo archivo PDF. Muy útil, por ejemplo, para tener una recopilación de todas las noticias sobre un mismo tema. El único fallo es que después, al entrar a la página del dossier, haya que volverlas a marcar una a una para descargarlas. ¿Sería mucho pedir un botón de “Marcar todos”? También sería de agradecer, por otra parte, una opción para descargar el diario completo de un día en PDF, aunque fuese una opción sólo para suscriptores como la de La Vanguardia.

Un repaso al ABC

Repasar la hemeroteca del ABC ha sido uan experiencia nueva para mí. En mi casa siempre se ha leído El País, y en algunas ocasiones me hacía con El Mundo, pero el ABC apenas lo toqué nunca. Quizás por eso, salvo por sus portadas sensacionalistas de los 90, siempre lo había considerado un periódico monárquico y de derechas; pero serio, riguroso e intelectual. Quizás es la imagen que tratan de cultivar. Pero nada más lejos de la realidad.

La palabra más precisa que se me ocurre para describir al ABC es “panfleto”. Los redactores mezclaban sin ningún tipo de vergüenza opinión con la propia noticia, sin ninguna separación y con un tono didáctico que llega a ser insultante. Me ha sorprendido especialmente una página de finales de los 90 titulada “España no funciona”. En ocasiones, el ABC parece poco más que el panfleto oficial de los conservadores. Creo que ni en El País (o público) he leído reportajes de dos páginas dedicados a explicar en exclusiva las opiniones y promesas de la oposición de AP/CDS/PP bajo triunfales titulares. También sería divertido comprobar si ABC mantiene algunas opiniones que expresaron en su día, como calificar de “inequívoco signo de la manipulación de Telemadrid” el hecho de que retransmitiesen en directo la inauguración de una línea de metro a principios de los 90.

Captura de pantalla 2009-09-27 a las 19.44.35

Dejando de lado los dos puntos anteriores, la sección sobre Madrid de ABC posiblemente haya sido una de las mejores de la prensa española, al menos hasta la llegada del suplemento M2 de El Mundo. Sigo echando de menos que El País o Público apuesten por la información local más allá de la repetitiva agenda de ocio. Es una gozada ver cómo ABC mostraba infografías, planos, esquemas y grandes explicaciones sobre las obras e iniciativas que se iban a llevar a cabo. También me ha llamado especialmente la atención la costumbre de ABC de acompañar las noticias con retratos de los protagonistas de la misma, incluso desde los 80 cuando se supone que la fotografía ya estaba plenamente disponible en todas las páginas.

Respecto a los temas que he buscado, han sido principalmente sobre transporte público. He llegado a la conclusión de que sea por los cambios de gobierno, por la época convulsa que fueron los 70 y 80 o por cualquier otro motivo, en Madrid se ha actuado de forma bastante improvisada en las cuestiones de transporte público. Un ejemplo es la estación de Príncipe Pío (del Norte): la cierran, después parece que la van a derribar para hacer un bosque, después la abren, luego le quitan trenes, luego parece que va a desaparecer, luego quieren hacer un teatro, luego un aparcamiento… y con la red de transportes, algo parecido: innumerables promesas de llevar el metro o el cercanías a sitios donde aún no ha llegado o lo hizo muchísimos años después.