El Madrid que no fue: Gran Vía peatonal

Me apetece hacer un repaso de algunos proyectos (especialmente de urbanismo) que podrían haberse hecho en Madrid pero que no se realizaron, ya fuese porque los prometió alguien que no ganó las elecciones o porque al final se descartaron. No tengo mucha idea de cómo lo haré, pero me apoyaré sobre todo en hemerotecas, como siempre.

Hoy comenzamos con la peatonalización de la Gran Vía, propuesta por Miguel Sebastián, candidato del PSOE a la alcaldía de Madrid que no pudo con Gallardón.

La calidad del fotomontaje me hace sospechar que la reina Sofía
colaboró en la candidatura de Miguel Sebastián

La idea suponía cerrar al tráfico privado el tramo de Gran Vía entre Red de San Luis (calle Montera-Fuencarral) y San Bernardo. Sólo podrían pasar por este tramo la carga y descarga de las tiendas, residentes, autobuses ecológicos y taxis. Agentes de movilidad vigilarían el paso, como hacen en la Puerta del Sol.

Además, el proyecto contemplaba ensanchar las aceras entre Cibeles y Red de San Luis y entre Plaza de España y San Bernardo, así como peatonalizar la Red de San Luis y la calle Fuencarral hasta el mercado (estas dos últimas actuaciones se están haciendo actualmente).

Según explicaba el candidato, la peatonalización serviría para unir las dos partes del centro: la más atractiva (Preciados, Sol…) y la más degradada (Desengaño, Luna…), además de hacer que descendiese el nivel de contaminación del centro de la ciudad. Además, de esta forma, los peatones podrían admirar las joyas arquitectónicas que hay en Gran Vía, y se daría un impulso a los cines y teatros que hay en ella.

6 thoughts on “El Madrid que no fue: Gran Vía peatonal”

  1. Sin duda habría sido un hito importantísimo en la recuperación del centro para el peatón. Recuerdo que Sebastián decía que iba a ser la “plaza de plazas”, el nexo de unión entre el resto de zonas peatonales del centro. Aunque reconozco que tengo mis dudas sobre cómo habría afectado esto a la movilidad (tanto al transporte público como al privado), me habría encantado poder pasear por una Gran Vía así.

    A ver si encuentras el proyecto de implantar un tranvía en la avenida de Córdoba o la surrealista red de autopistas subterráneas que desembocarían en mega-aparcamientos, que llegó a ser anunciada a bombo y platillo por el entonces alcalde Álvarez del Manzano con el Ministro de Fomento, que creo recordar que era Arias Salgado. Menos mal que se impuso la cordura.

  2. Bueno, finalmente no se hizo pero hay que reconocer que Gallardón afortunadamente está apostando por las peatonalizaciones (otra cosa es si las hace ‘de tapadillo’ o de verdad se lo cree): Fuencarral, red de San Luis, Montera, Arenal, Ópera, Sol, Santo Domingo…

  3. Aumentar las aceras en Gran Vía siempre me ha parecido una buena idea. Cuando vas por ella hay que andar esquivando a todo el mundo, es un jaleo. Pero peatonalizarla entera… no me convencía. No sé, sería un cambio demasiado radical, Gran Vía me encanta tal y como es. Sí me gustan las peatonalizaciones que están haciendo ahora en el centro, pasear por él es estupendo.

    Muy bueno lo de la reina xDD. ¡No todos los países pueden decir que su reina usa Photoshop!

  4. Estoy con Gio, el cambio sería bastante grande y más teniendo en cuenta el eje que es Gran Vía. De todas formas, si el montaje hubiese sido verdad habría tenido muy buena pinta. No obstante es bueno que Fuencarral o Sol se peatonalicen 🙂

    [a]

  5. Yo sí creo que sería positivo, y viable, peatonalizar por completo la Gran Vía. La última vez que estuve en Madrid me di cuenta del uso intensivo que tiene esa vía para los peatones. ¡A todas horas hay gente! Incluso de madrugada había que ir esquivando a otros peatones. Y el ruido de los coches era francamente molesto.

    Esta Semana Santa he estado en Dublín y una de sus principales calles, Grafton Street, es 100% peatonal y eso la convierte en la más comercial de todo. La Gran Vía madrileña tiene muchas cosas en común con esta calle de Dublín: ambas son céntricas, con mucha actividad comercial, con dimensiones parecidas y con edificios señoriales. Si allí es posible, ¿por qué en Madrid no? Aunque pueda parecer una apuesta arriesgada, tendría el éxito garantizado y los comerciantes verían aumentadas sus ventas.

    Pasabaporaquí

Comments are closed.