El PP quiere derogar el matrimonio homosexual

El matrimonio gay y la adopción supone que, en nuestro país, todas las personas son iguales. Parece mentira que en pleno siglo XXI los gays fuésemos ciudadanos de segunda, pero afortunadamente esto ya pasó. No tiene nada que ver con querer casarme o no, significa que quiero tener el derecho, como cualquier otra persona. Sin importar si le van los tíos o las tías. ¿A alguien se le ha destruído la familia por el hecho de que dos tíos o dos tías se casen? LA de mis padres, al menos, no.

El Foro de la Familia y el PP están apoyando una propuesta en el Congreso para derogar el matrimonio homosexual. Parece mentira, pero al oírlo y ver a un hombre hablando de “maricones” y “sidazos” me han entrado escalofríos.

Políticamente no acepto al PP, no me gusta su política en la mayor parte de los casos. Pero lo de hoy, ya ha sido la gota que colmó el vaso. Ya han demostrado qué es lo que piensan, que dejen de disfrazarse de centro. Son homófobos e intolerantes. Y ya tengo muy claro que jamás votaré a ese partido. Y no me cabe que lo haga cualquier persona que apoye la igualdad de derechos, que al fin y al cabo, es la defensa de los derechos humanos.

Basta ya de pisotear nuestra dignidad. Nosotros no destruimos la familia, sólo queremos igualdad de derechos.

NO MÁS HOMOFOBIA