6 thoughts on “En mi barrio hace falta un manual de imagen corporativa”

  1. Lo bueno de eso es que así se puede distinguir cada casa por el color que la diferencia. No sé, es gracioso así con colores diversos 🙂

    [a]

  2. Hola Fer,

    Cuando el Concello (Ayuntamiento) de Vilagarcía de Arousa decidió pintar las paredes del mismo, hicieron una votación popular, y pintaron cada una de las cuatro fachadas de un tono distinto, para que la gente lo viese y votase.

    Al final se quedó así.

  3. Mi barrio era de casas públicas, y siempre estaban pintadas por el instituto de la Vivienda. La última vez que lo hicieron fue a principios de los 90, con estos colores amarillo y marrón. Durante un tiempo el barrio estuvo magnífico, con el mismo color.

    Lo malo es que entonces comenzaron a vender las casas a los inquilinos, que a partir de entonces son responsables del mantenimiento. Y claro, cada uno la pinta cuando mejor le viene, así que algunas están sucias y otras limpias. Y algunos vecinos interpretan los colores como mejor les viene, y el marrón se convierte en gris claro o rojo oscuro, o el amarillo se convierte en naranja.

    Tal vez sería buena idea que la asociación de vecinos se decidiese por un color lo más aproximado posible al original con el que nos pintaron las casas hace casi 20 años, y de esta manera cada vecino sabría que color pedir en la tienda cuando decida ponerse a ello y vaya a comprar pintura.

  4. xD muy bueno. Yo al contrario que Diego, soy partidario de la uniformidad, porque sino al final es un cachondeo. En algunos pueblos de la sierra de Madrid, el que cada uno haya pintado su casa de una manera diferente ha roto un poco la armonía del paisaje. Pero bueno, va en gustos 😛

Comments are closed.