La muerte por inanición de Google+

Cuando salió Google+ dije que no me imaginaba que Google fuese a limitarse a hacer un Facebook más bonito. Su futuro y sus posibilidades están en integrarse con todos sus servicios. Poder discutir sobre un documento de Docs en un grupo, crear un evento que se añada al Google Calendar de tus amigos (con un mapa de Maps para llegar), añadir a un contacto y que se integre en tu agenda de Android… mil cosas. Google+ es un buen servicio y sobre todo, tiene unas posibilidades inmensas.

Pero no basta con que sea bueno. Tienes que dar motivos a la gente para que entre, especialmente si se trata de una red social. Los primeros días, eso fue fácil: que fuese algo cerrado por invitación despertó la curiosidad de muchos. Pero han pasado semanas y las cosas siguen igual, sin novedades, sin nuevos servicios… y cada vez con menos gente. Está claro: entre una red social con fallos pero ya terminada como Facebook, y una sin apenas nada como Google+, la gente lo tiene claro.

Si Google no estaba lista para lanzar Google+, lo mejor es que hubieran esperado unos meses. Sólo tienes una oportunidad de causar una primera impresión, y es muy difícil volver a atraer a alguien que conoció tu servicio, lo probó y concluyó que era aburrido y sin funciones.

Sería mucho mejor haber lanzado un producto más terminado. No tiene por qué tener todas las funciones desde el primer minuto, pero sí ir añadiéndolas progresivamente, sin prisa pero sin incomprensibles pausas como la que estamos viviendo. ¿Cómo puede ser que Google, una empresa con buenos productos, falle en estas cosas básicas?

Es cierto que alguien podrá decir que, formalmente, Google+ no está abierto al público. Eso pudo ser cierto los primeros días, cuando verdaderamente era una beta cerrada. Hoy en día cada usuario dispone de 150 invitaciones para ir regalando por ahí. Nadie que quiera entrar lo ha tenido difícil. En mi caso, no he gastado ni una.

Si los responsables no se dan prisa en añadir novedades (cosas básicas que tienen otras redes sociales), para cuando lo hagan en Google+ no quedará nadie. Y es una lástima.