La 'señal institucional' de los mítines

La primera vez que fui a un mitin, me sorprendió lo medido que estaba todo. Y es que un mitin no es más que un gigantesco programa de televisión en el que todo está medido. Como decía Jorge esta mañana, el motivo del espectáculo no es convencer a los que van (que ya son simpatizantes o afiliados del partido), sino arañar unos minutillos de los informativos para transmitir su mejor imagen. De hecho, cuando alguna cadena conecta con el mitin en directo, el político es avisado con una señal para que ‘cuele’ los mensajes que le interesan. Así, por ejemplo, un aspirante Zapatero pudo proclamar en la TVE de Urdaci sus quejas sobre la manipulación informativa.

Asesores de imagen, expertos en comunicación audiovisual, psicólogos, diseñadores… todos cuidan de que la imagen que salga sea la que quieren transmitir. Por eso no es extraño que desde hace unos años detrás del orador haya una fila de gente, a veces con banderitas, logos del partido… y si tienes suerte y puedes meter un negro o un sudamericano, mucho mejor (ya lo demostró el Follonero en su programa ‘Salvados por la campaña’ colando al mismo chaval negro en los mítines de PSOE y PP). Que haya una bandera en tal lugar, o unos plasmas, o luces de tal color nunca es casualidad. Depende de si queremos transmitir ‘integración’, ‘tecnología’, ‘humildad’, ‘patriotismo’ o lo que sea.

Todo está tan medido que incluso la señal de TV está realizada por el mismo partido (se contrata a una productora para ello). Para las televisiones es más cómodo y barato, porque sólo tienen que pinchar la señal, que además es de gran calidad. Sin embargo, es un flaco favor para el periodismo, porque las imágenes también pueden manipular: tomando los planos que más favorezcan al candidato, por ejemplo. En un mitin del PSOE al que acudí, no lograron llenar todo el polideportivo en el que se celebraba, así que colocaron a toda la gente en las primeras filas y movieron las cámaras para no mostrar en el telediario las decenas de asientos vacíos.

Muchos periodistas consideraban que, si se iba a utilizar una imagen externa a la propia cadena, así debía indicarse al público. No sabía en qué había quedado esa petición, hasta que me he encontrado hace un rato el pertinente aviso en el Telediario de TVE en cada uno de los mítines de los partidos:


Ya que para las cadenas sería inasumible montar tal dispositivo en cada mitin (aparte de que se pisarían unas a otras), me alegro de que los espectadores estén mejor informados.

3 thoughts on “La 'señal institucional' de los mítines”

  1. Me parece muy bien que haya señal institucional, por lo que comentas de la calidad de las imágenes, la comodidad de las televisiones o incluso la transmisión de una imagen beneficiosa para el candidato. Si todas envían una señal no perjudicial, nos evitamos que los medios en función de su tendencia, puedan ser los que la destrocen.

    En cualquier caso, al igual que se indica al espectador que tal imagen es de “archivo” o tal información se da en “directo”, se debe informar, como hace ahora TVE, que la señal procede del partido que organiza el acto.

  2. 20 segundos de informativos que cuestan millones y millones. ¿Demasiado caro, no?

    Estos días ver a Patxi López dando mitines en las calles de los barrios, con un atril y un micro a pie de calle y exponiéndose a que como hoy vayan a reventarle el acto es casi orgásmico. Los políticos españoles viven dos siglos atrás.

    Sí, está todo atadísimo. De hecho, la obsesión es traer militancia de todos los rincones en autobuses para llenar una plaza. No veas la que se lía para ‘los Vistalegre’ del PSOE. Y no se dan cuenta de que no tiene sentido, que no sirve casi de nada. Que se haga una vez al año o para el cierre o la apertura de campaña, bueno… pero hacer de eso el eje de la comunicación política es una gilipollez. Creo que fue Alfonso Guerra el que dijo: “plazas llenas, urnas vacías”. Pues eso.

    Un abrazote.

Comments are closed.