La vida real es una mierda, vayámonos al Planeta Perfecto

No va a ser este un post emo, tranquilos. Pero es que cualquiera llegaría a esa conclusión después de introducirse en el maravilloso mundo de las fotos de stock, fotografías que forman parte de grandes archivos y se venden a medios de comunicación, empresas de publicidad y demás agentes de este mundillo para que ilustren folletos, artículos, revistas o lo que necesiten.

Hay fotografías de todos, todos los temas, que se hacen en un planeta parecido a la Tierra en el que todos los habitantes son seres perfectos que viven en ciudades preciosas con la luz adecuada y los edificios más bonitos. Y siempre están sonriendo, cooperando entre sí y dispuestos a progresar y aprender cosas nuevas cada día. Ejemplos:

¿Alguna vez habéis coincidido en clase con un chico así? Yo no, me acordaría. Es que vive en el planeta Perfecto.

En este planeta se da la curiosa circunstancia de que en los grupos de personas siempre hay alguna de otra raza distinta a la occidental e igualdad de género. Como en la Banda del Patio.

Son los seres más profesionales del universo, pero sin descuidar a su familia, amistades e imagen personal.

Las familias dan tanta rabia que podrían ser protagonistas de una campaña de Leche Pascual. Atención al detalle de que los padres siempre llevan un crío encima: es un planeta en el que no han descubierto los cochecitos de bebé.

El súmum de la diversión para los grupos de jóvenes de este planeta es tumbarse en el césped y mirar a cámara. Sospecho que no tienen cines.

¡Sorpresa! No todo es perfecto. A veces se deprimen, pero entonces van a su Rincón de Deprimirse donde también hay una luz perfecta para estar triste.

En las fotos de stock además se da un curioso fenómeno: los fotógrafos consumen muchas drogas dejan volar su imaginación y hacen fotografías rarísimas. Por ejemplo: un ejecutivo en su despacho vestido de buzo tratando de cazar unos papeles con el arpón. Pero no hay problema, porque por cada fotógrafo drogado imaginativo hay un redactor cachondo del suplemento económico del periódico de los domingos que cobra un plus por hacer juegos de palabras en los titulares. Así, la foto del yuppie buzo puede ilustrar un artículo titulado “Nuevas técnicas para pescar clientes”.

Y es que son tal para cual, hasta el punto de que los científicos no han podido llegar a la conclusión de si fue antes el fotógrafo o el redactor de titulares graciosillos.

7 thoughts on “La vida real es una mierda, vayámonos al Planeta Perfecto”

  1. y en el mundo perfecto tampoco hay personas que dejan a sus perros hacer sus necesidades en el cesped, sólo así se explica que haya tanta gente allí tumbada y con esa cara de felicidad. aunque pensándolo dos veces, también puede ser que esos jóvenes tan felices no tengan olfato…

  2. Genial selección de fotos :-D. Si me apuras, no diría que los padres llevan siempre un crío encima, sino que siempre son los mismos padres con los mismos críos (se ve que además de en un Planeta Perfecto viven en un Planeta Pequeño). Hace poco vi esa misma foto en el anuncio de un dentista, lo he ido a buscar en TinEye a ver si lo encontraba y me salen ¡178 páginas diferentes! en las que se usa esa misma foto.

    PD: lo del buzo no es ni de lejos lo más raro que he visto yo en un periódico (obsérvese como meto spam sin venir a cuento de ná).

  3. Pedazo entrada. Me he descojonado con lo de los periodistas drogados xD
    PD: Que guapa y buena es/está la rubia de la foto del césped xD

    Un abrazo Fer.

Comments are closed.