Las protestas de Sol

No puedo explicar qué está pasando en Sol ni qué va a pasar. Es demasiado cercano, general y grande como para verlo con perspectiva. Lo único que podemos decir es que hay un movimiento de gente descontenta con cómo se están haciendo las cosas. El bipartidismo que simplifica nuestra democracia a elegir entre los malos o los peores (o como decía alguien esta mañana, “estoy harto de votar a un partido que da asco para que no salga uno que da miedo”). La sumisión a los mercados y a las agencias que no supieron ver la crisis y nos quieren imponer cómo salir de ella. Las ayudas públicas a bancos y cajas que reparten bonus a sus directivos. Las visitas papales para las que siempre hay dinero. La desfachatez de presentar imputados por delitos en las listas electorales. La negativa a reformar una ley electoral que hace que mi voto valga diez veces menos que el de otra persona.

A los que han acampado en Sol les han llamado de todo. Jóvenes aburridos, niñatos que van allí a ligar, pijos y perroflautas. Por mí como si son millonarios: es gente que defiende con fuerza sus (nuestras) ideas, con más huevos de los que yo mismo tendré jamás.

En cuanto han comenzado a salir por la tele y a despertar el apoyo de la gente, PP y PSOE han querido chupar cámara como si la protesta no fuese precisamente contra ellos. El sábado les ignoraban, el domingo se reían se su manifestación y el lunes les insultaban por quedarse en Sol (y mandaban a la policía a desalojar, multar y detener activistas). Hoy dicen que comprenden su situación y que es normal que los jóvenes protesten. La comprenden, pero no van a hacer nada por cambiarla. Seguirán sin reformar la ley electoral, seguirán presentando imputados en sus listas y fomentando el bipartidismo. Sólo falta que alguno se acerque a pedir el voto como si fuesen idiotas.

¿Por qué se ha expresado a través de un nuevo movimiento?

Este descontento está ahí y hemos tenido que ser los propios jóvenes quienes nos organizásemos para canalizarlo. Ningún partido pequeño ha podido hasta ahora canalizar este descontento, ocupados por luchas internas, quejas y escisiones variadas. Sus excusas pueden tener parte de razón: falta de atención mediática, poco presupuesto… Pero en la era de las redes sociales uno puede conectar con el público sin apenas medios. Democracia Real Ya lo acaba de demostrar. Y es su momento para demostrar que están ahí. Espero que lo aprovechen.

Tampoco han podido canalizar este descontento los sindicatos, erosionados por una pésima imagen que los ve como armatostes inmóviles, alejados de los problemas reales de los trabajadores y más preocupados por asegurar sus cuotas de poder que por defender derechos. Básicamente, la misma imagen que los grandes partidos.

Y mucho menos las juventudes de los partidos políticos, con una imagen excesivamente ligada al partido al que pertenecen. No parecen un vínculo entre los jóvenes de la sociedad y su partido, sino más bien una mano de obra barata para colocar carteles, atender casetas en las ferias, hacer relleno en los mítines y llevar a cabo las campañas más ‘desenfadadas’ (léase como lo diría un señor de 60 años) que al partido le daría vergüenza firmar. Y una puerta de entrada a un jugoso despacho.

Es la imagen que proyectan partidos alternativos, sindicatos y juventudes políticas. Si no se corresponde con la realidad, tienen un gran problema de comunicación. Y si en realidad son así, tienen un gran problema a secas.

¿Qué pasará?

Seguramente no cambie gran cosa este 22 de mayo. En Madrid volverá a ganar el PP por aplastante mayoría (si no lo hacen, la culpa será del “golpe de estado” gestado en Sol, ya veréis). El PSM seguirá hundiéndose y las alternativas se quedarán en eso, en alternativas. Pero si este movimiento ha servido para enseñar a los grandes partidos que estamos hartos, a los medios de comunicación que podemos ignorar su manipulación, a los sindicatos que no les necesitamos para movilizarse y sobre todo a los votantes que no hay que resignarse, que se puede protestar y que la alternativa al PSOE no tiene por qué ser PP (y viceversa), habrá valido la pena.

3 thoughts on “Las protestas de Sol”

  1. ¡Muy bien dicho!
    Lo importante es que el movimiento no se detenga en el 22M ¡¡vamos más allá!! La presión se puede hacer con o sin elecciones.

  2. Buenos días,
    antes de nada decir que estoy de acuerdo con la libertad de reunión y que me parece bien que la gente descontenta proteste, dentro de la ley, o sea, el sábado si tu discurso tiene que ver con política te vas a casa, que la ley está anticuada hay que cambiarla, pero si está en vigor hay que respetarla.
    Sólo quería puntualizar varias cosillas.
    Primero, la sumisión a los bancos es algo malo, pero los bancos son los que sostienen el sistema finaciero actual, que utilizan las empresas para crear y mantener los empleos, además de ganar dinero como todos haríamis. Gracias a que los bancos están ajustando los creditos porque han visto las orejas al lobo, las empresas se han quedado sin cash y han llegado los cierres concursos de acreedores, despidos, etc. O sea, que la ayudita del gobierno a los bancos, probablemente ha mitigado ese efecto.
    La visita papal que ha costado un dineral al estado o autonomias, resulta que ha generado un dineral aún mayor que re ha repartido entre los comerciantes, hosteleros, etc. Creo que es algo positivo, ya que no es obligatoria la asistencia, si no quieres no vas.
    Totalmente de acuerdo con los imputados con causas pendientes o incluso condenados, así como, con los transfugas, es una verguenza.
    Los votos valen lo que vales porque la población se aglutina en grandes ciudades si le damos a tu voto un valor igual al de las personas de ceuta, resulta que el que no hace falta que el que vaya a votar sea él o ella.
    Otros temas, estoy de acuerdo en que da igual quien se haya manifestado, pero yo me pregunto cuales son las ideas que plantean, no han dado ninguna explicación clara, está todo confuso, me recuerda a algún partido político con respuestas como como va a solucinar el paro si llega al poder? Es, que…. lo que vamos a hacer es crear empleo , Olé….
    Creo que no hay nada más grande que la democracia ( que en españa funciona bastante bien) que te permite votar, pero el problema es que no estás sólo en el mundo hay otras personas que a lo mejor, como es el caso, no están de acuerdo contigo y que tienen derecho a votar y lo hacen (no como la mayoría que están acampados que no votará) y votan más personas a un partido que a tí no te gusta y sale, pues eso es democracia, ACEPTAR los resultados que han salido porque lo ha querido la mayoría. Y las próximas elecciones castigar con tu voto al partido en el gobierno si no te ha gustado. Así funciona, si no estás de acuerdo crea un partido convence a la gente y gana las elecciones, es sencillo.

    1. A las buenas.
      Respecto a que no han planteado nada concreto: falso. En la web de DemocraciaRealYa y en otras partes de internet se puede encontrar el manifiesto que se ha obtenido después de preguntarle a la gente lo que quiere.
      La ayudita a los bancos por parte del gobierno no sólo no ha ayudado a frenar los ERE’s si no que los ha incrementado. Por qué? porque el dinero que debería ir a las empresas que lo solicitan para frenar los despidos se lo han quedado ellos para tapar sus agujeros. Agujeros por meterse en el negocio inmobiliario y cagarla con todo el equipo. Una solución serían que les dieran más poderes a las SGR’s en lugar de a los bancos, ayudar al pequeño y mediano empresario ya que son éstas las únicas que lo están haciendo. En Mallorca, ISBA ayudó a crear 121 nuevas empresas y 606 puestos de trabajo en la Comunidad durante 2010. Me gustaría ver los números que pueden presentar al respecto Sa Nostra o la Banca March (ambas de Mallorca, por quedarme en “casa”)
      Y por último, respecto a que la democracia es lo que es nos guste o no… pues hombre, podríamos meternos en el sistema que aplica España en general y las comunidades en particular, quitando determinados partidos por no llegar al mínimo y luego aplicar la ley D’Hont, pero paso. Personalmente no considero justo que mi voto valga menos que el voto de una persona que vive en Barcelona. Aceptar los resultados por supuesto. Y otra cosa que merece la pena recordar es que la mayoría en la últimas elecciones, se quedó en casa porque no merecía la pena votar a ninguno de los dos grandes partidos. Vamos, que los que nos representan ahora mismo no son los elegidos por la mayoría, han sido elegidos por la mayoría que ha ido a votar.
      Saludos,
      P.d.: sí, crear un partido en España y presentarse a las elecciones es supersencillo. Se me pilla la ironía, no?

Comments are closed.