Lo que voy pensando en el metro

Cosa uno
¿Los gatos sabrán nadar? Los perros saben aunque no lo utilizan nunca. Los gatos deberían saber, sobre todo para salir rápido del agua. Aunque si nunca se acercan a ella… ¿cómo caerían? A lo mejor desde un árbol, o lanzados desde un avión. Este último caso no creo que lo recoja su instinto. Anoche cuando bañamos a Duna se puso furiosa, subiéndose a todas partes… yo creo que antes que nadar el instinto les impulsaría a volar.

Cosa dos
La crisis económica habría que resolverla como en el Monopoly cuando alguien hace trampas. Recoger todos los billetes y volverlos a repartir. Claro, que seguro que algún rico espabilado se hacía el tonto…
– Oiga, vengo a recoger todo su dinero, que lo vamos a repartir de nuevo.
– ¿Dinero? Huy no, si yo lo perdí todo en la crisis.
– Oiga, ¿tiene las paredes forradas de billetes de 500?
– Qué va, qué va, es que me gustan las paredes moradas.
– No señor, ahí pone “500”
– Que no, que no, que son humedades. Buenas tardes.
Bueno, pues si pasa esto, se hacen billetes nuevos. Como cuando juegas con un primo tramposo que se guarda los billetes y sacas los del Palé, para que se fastidie. Pues algo así.

Cosa tres
¿Por qué en los envases de comida de personas sale una foto de lo que te vas a comer -un pollo, una ensalada, unos filetes…- y en la de animales sale el animal destinatario -un perro o un gato? ¿Comeríamos nosotros una comida en la que saliese Brad Pitt? Bueno, a lo mejor sí, pero pongamos a uno menos famoso, por ejemplo, el cachas ese que sale en todas las series de José Luis Moreno. Tendrías la sospecha: “¿Y si me estoy comiendo un músculo de este tío? Vale que tiene muchos, pero…”

9 thoughts on “Lo que voy pensando en el metro”

  1. Creo que lo de cambiar los billetes es la solución total para la crisis, se reparte todo de nuevo y comienza una nueva partida. Tristemente así es como lo ven las personas que dirigen la economía mundial, ¡somos una partida de monopoly!

  2. O piensas muy rapido, o el metro es muy lento

    Lo de repartir los billetes es una buena idea, tengo que ir al g20 a proponerlo

  3. Hacía tiempo que no te comentaba, aunque me he ido pasando… Así que te haré resumen:

    1. Tu meme-corcho genial, aunque cuidado con esas claves, que igual ampliando y unsharpeando los píxeles alguien las descubre…xD!

    2. Lo de Público siempre ha sido un timo. Encima son versiones “adaptadas” o “reducidas” (aunque ahora no sé si éstas eran de El País…), así que, que les den.

    3. La imaginación no se agota. Se consume, se pudre, y hay que esperar un tiempo a que se recicle…

    4. Y como puede comprobarse hoy, la tuya ya ha vuelto hecha compost, porque te ha quedado una entrada original, insulsa pero graciosa, y en definitiva, digna de leer y que hasta da qué pensar.

    Eeeen fin. Ya sabes… Feliz Navidad y todo eso. Y un abrazo de mi parte. 😉

  4. Quien dice “hoy” dice “aquí”. Y así aprovecho para decirte que el especial de obras en Madrid también fue bueno. MUY bueno. Y el contenido y los fines también. Estuve antes de ayer en Sol y aquello era catastrófico [vale que es Navidad, pero en días normales también se agradecería no andar chocándonte con la gente].

    Y nada, ahora sí: perdón si hay faltas (teclado sin pilas), ¡y nos vemos! 😉

  5. Sí, los gatos saben nadar. Otra cosa es que les guste sentirse mojados, con todos sus pelitos en posiciones incorrectas. Mira los tigres son los únicos felinos a quienes no les importa. Los gatos son tigres en versión reducida…

    Lo de imprimir más billetes. No es una buena solución, sino mira lo que ocurrió en Alemania después de la 1º Guerra mundial. Precisamente por imprimir cantidades masivas de dinero, se llegó a la hiperinflacción. (http://www.eumed.net/cursecon/13/hiperinflacion.htm) Personalmente, no me veo llevando mi sueldo en carretilla para comprar una hogaza de pan. Paso, gracias :-PP

  6. No, no me refiero a imprimir más dinero… me refiero a confiscar todo el dinero del mundo y volver a repartirlo como en el Monopoly: uno de 500, dos de 200, uno de 100… así nadie está arruinado y nadie se atraganta de dinero.

    Es una chorrada, pero son las cosas que se me ocurren a las ocho de la mañana medio dormido 🙂

  7. A las 8 de la mañana no se puede pensar. Ni a las 11 (me he levantado a esas horas)
    Me parece bien la repartición. A mí que me vayan dando mi parte los que tienen el gordo de Soria que se han forrao de repente…

  8. Oye, pues eso del Monopoly estaría muy bien, una pena que los que perdieron el dinero con la crisis y les mola el color morado en las paredes sean demasiados como apra que acepten volver a empezar la partida. ¡CASI ganaban! (¿alguna vez le ha pasado eso a alguien? que va segundo pero como siempre está por ahí Manolo que hace trampas, pues al empezar de nuevo se le acaba la fiesta a este también, y tenemos a 2 que quieren seguir tal cual aunque uno haya hecho trampas, pero iba segundo, oye )

Comments are closed.