Macaciones

He recibido una postal del Mac desde el servicio técnico. Dice que tiene suerte, que está en primera línea de estantería y que le tratan bien aunque la comida es escasa.

Me ha dicho que pensaba regresar ya, pero que han encargado para él un nuevo disco duro y un nuevo lector de CDs, y que claro, que le da verguenza venirse sin que se lo pongan. yo le he contestado que no tenga prisas, que venga arregladito y funcionando bien, que ya habrá tiempo de vernos y reinstalarle los programas. Dice que esta semana estará listo.

Yo mientras tanto sigo desconectado del mundo, de Xataka Móvil 8donde sospecho que son muy felices, pero ya se les acabará el chollo) y del proyecto de blog, ese que estamos preparando para una gran empresa. Y lo peor es que las únicas incursiones que hago en la red son a través de este ordenador, lentísimio, incómodo y con Windows (valga la redundancia).

En definitiva, que ya volveré. Con todo lo que está pasando, de la asociación, de El Jueves, y de mi vida en particular (y en general) me da rabia no estar más por aquí, pero oyes, que es verano y también hay que disfrutar. Hoy, por ejemplo, he estado en el parque con Pablo. ¡Qué divertidos son los columpios!