Marcho


Chicos y chicas, señores y señoras. Marcho de España unos días. Estaré fuera, posiblemente haciendo cosas todo el día y sin internet.

No me gustan los aviones. No me gusta pensar cómo vuelan esas máquinas que pesan toneladas, me dan mal rollo. Además vamos con una compañía de bajisísimo coste (Aunque luego en la web, cada vez que pasabas de pantalla te sumaban tres euros al precio), así que supongo que el avión tendrá las alas pegadas con celo o tendremos que sacar los pies estilo picapiedra para despegar…

Si nos pegamos un castañazo, podéis usar el párrafo anterior para enviarlo a los de Antena 3 y que hagan una semana de informativo, con morbazo y hablando de internet peligrosamente, que les gusta. O enviárselo a El Buscador y que directamente hagan el programa desde mi casa…

Me corté el pelo. No quería irme con los pelos largos, más que nada porque si ya me da pereza en España peinarme por las mañanas, cuando estoy de viaje en un baño que no es el mío, muchísimo más. Me lo han dejado demasiado corto y al salir de la pelu tan engominado me veía parecido con Paquirrín… al llegar a casa me quité la gomina antes que el abrigo.

Os dejo una foto mía antes del corte, con mi sobrinita Elena (hermana de Pablo), nacida en Diciembre. Y otra de ahora.

A pasarlo bien. Y una letrilla para los que se la merezcan: “Apareces tú”, de La oreja.

Repaso mis lecciones delante del espejo, me digo que a larga lo bueno es lo correcto.
Respiro lentamente, me vuelvo hacia la barra del bar donde tú estás. Y tú que te conoces el mapa de mi alma, no sabes que hay un mundo detrás de mi mirada… Sabes abrir mis puertas preguntándome si todo va bien o algo va mal.

Y aquí es cuando tus ojos me dejan desarmada, rompiendo en mil trocitos mi parte más sensata… Se que ni te oía convertida en un montón de palabras que vuelven solas a casa.

A diez centímetros de ti, a diez años luz de mañana. Qué importan las ciencias exactas si tú y yo somos así.

A diez centímetros de ti, a diez años luz de mañana. Tu encanto son armas cargadas de promesas por cumplir. Promesas sobre la arena, que el mar borrará al venir.

Los años que pasaron, pasaron tantos siglos, y lo que dura un beso en el tiempo se ha invertido.

Ya ves si soy idiota que ahora te tendré que volver a olvidar. No hace falta que te jure querido compañero que no debí quererte, y sin embargo te quiero. Así que no hagas trampas, que sabes ya de sobra cuál es mi debilidad.

4 thoughts on “Marcho”

  1. Te queda muy bien el corte! Te felicité el cumple a través de la búsqueda en Google, ya que en esos momentos los anónimos que te siguen, como yo, no teníamos otra forma de hacerlo vía blogspot… Pero parece ser que justo esa semana no miraste qué buscábamos cuando entramos en tu blog… Pásalo bien!

  2. Aunque cuando puedas leer este mensaje, ya estarás de vuelta. Espero que hayas tenido un buen vuelo, un buen viaje y te hayas diverdido.

    (Me gusta más tu pelo en la 1era Foto).

  3. Yo viajé una vez sola en avión y fue hace bastantes años (Ushuaia estaba hermoso). Pero me gustó, aunque con lo que comentaste de la empresa que contrataron a mi también me daría un poco de miedo !! jaja ..
    Y nada, llegué acá porque leí que te gusta Sabina y siempre es bueno encontrar gente que disfrute de su música..
    Saludos desde Buenos Aires !!

Comments are closed.