Me gusta la televisión

Por lo visto, hoy 21 de noviembre es el Día Mundial de la Televisión, un invento que comparte con el Hemoal el dudoso honor de ser el que menos gente reconoce que utiliza.

Decir que a uno le gusta la televisión y disfruta viéndola es de todo menos popular. Incluso en mi carrera, Comunicación Audiovisual, que se supone que te prepara para (entre otras cosas) ser un profesional de este medio, había quien consideraba que verla o trabajar en ella era rebajarse.

Yo sí veo televisión, y me gusta. El problema es identificar Sálvame, DEC o Intereconomía. Si no estigmatizamos a toda la prensa escrita porque se publiquen cosas como La Gaceta o el cine porque se hagan películas como Crepúsculo, ¿por qué juzgar la tele por algunos de sus peores productos?

La televisión es un gran invento, y hasta la llegada de internet ha sido el medio de comunicación más increíble que hemos conocido. Presente en cada casa, gratuito, atractivo y con miles de posibilidades. En televisión se hacen grandes cosas. Y grandes basuras, sí. Pero quedémonos con lo bueno.

Me gusta la televisión porque gracias a ella puedo disfrutar de series con un humor que no insulta mi inteligencia, como Rockefeller Plaza, Big Bang, Cómo conocí a vuestra madre, Modern Family, Ciudad K o Doctor Mateo. Me gusta que se utilice este medio para fines sociales, como hace La Sexta en sus campañas a favor de ONGs; o para hacer una crítica ácida de la sociedad como en Buenafuente, Polònia o Salvados. Me gustan las series sin más pretensiones que entretener de Disney Channel (y me fascina su manera de entender el negocio), y me gusta reirme con el surrealismo de Phineas y Ferb.

Me gusta que Cuéntame me cuente una época que no he vivido, que los programas de cocina me den hambre y los de bricolaje me den ideas (y un poco de complejo de torpe), me gusta tratar de adivinar las respuestas de los concursos de la tele antes que el participante, las películas sin publicidad de TVE y que mi madre disfrute con un programa matinal en La 1 que no base su contenido en nuestro supuesto derecho a saber las intimidades de los demás. Y me gusta tratar de enterarme cómo se ha hecho todo eso.

Me gusta la televisión, pero no toda la televisión. Así que de mi parte, felicidades, tele.

7 thoughts on “Me gusta la televisión”

  1. La televisión es fascinante. Aunque algunos contenidos puedan ser nefastos, hay que quedarse con los buenos. Y de estos hay de todos los tipos. Los que forman (Recomiendo que os hagais seguidores de La 2 ahora que parece que por fin ha encontrado su rumbo), los que informan (informativos plurales, veraces y debates donde se pueden oir todas las voces) y por supuesto los que entretienen (grandes series y programas de humor, concursos…)

    Y conocerla por dentro, es más fascinante aún. Todos deberíamos ir de público a algún programa alguna vez y ver qué se cuece en el plató. Ver a todos nerviosos, fijarse en el emparrillado de luces, los cables de las cámaras, los micrófonos… Y si tenéis la suerte de entrar a un control de realización, de sonido, cabinas de edición, redacción… y comprobar el curro que hay detrás de lo que vemos cómodamente desde nuestro sofá, dudo que se pueda ser capaz de volver a tildar todo ese mundo de “basura”, solo porque algunos contenidos merezcan ese apelativo.

    ¡Viva la televisión!

  2. También hay que tener en cuenta que gracias a la mala televisión podemos disfrutar de la joya que es el APM? cada semana.

  3. A mí también me gusta la televisión. Me gustan Walter White, Michael Scott, Maurice Moss, Michael Westen, Barney Stinson, Carl Lightman… y también me gustaría que la televisión de este país me diera opción de poder verles sin tener que bajarme sus series por Internet o esperar varios meses.

    No es una locura. Cuatro lo hizo. Una vez, pero lo hizo. Pudimos ver la final de Perdidos casi a la vez que en Estados Unidos. Salió mal porque no se había hecho nunca. Y como salió mal, es posible que no quieran volver a hacerlo. Pero un día, tal vez, cuando diga que me gusta la tele no tenga que añadir que mi canal favorito es EZTV…

  4. De acuerdo en todo. Creo que lo has descrito muy bien, amigo mío 🙂

    Por cierto, si algún día trabajo en la televisión, no me sentiré pra nada humillada ni que me haya rebajado; seré toda una afortunada 🙂

Comments are closed.