Reunión, corto, satánico, cómic, guiones, zumbarse a gatas, Barcelona…

Estamos a lunes, y llevo desde el domingo pensando qué escribir. Normalmente no le doy casi vueltas al blog, de hecho en mi vida cotidiana apenas recuerdo que existe… prefiero que siga así, y no mezclar la realidad con esto. Por eso nunca hablo de FBSS, y de hecho, creo que nunca he pronunciado en voz alta la frase que le da título.

Un fin de semana raro

No ha sido un fin de semana normal, la verdad. Tuvimos una junta un poco amarga el sábado: Andén 1 tuvo que debatir si expulsaba a dos de sus socios. La verdad es que los motivos estaban justificados, pero siempre se pasa mal. Esto se juntó a un intenso sol toda la tarde y un dolor de cabeza/mareo que me tuvo más para allá que para acá… y diversas emociones de ver a quien hacía meses que había dejado de ver. No es que fuese duro el reencuentro, pero siempre da pena estar con alguien que ha sido tan importante para uno como si nunca hubiera pasado nada, como si no nos conociéramos. Yo qué sé, tal vez sea mejor así, aún me duele.

Por la noche fuimos a cenar, y luego a tomar algo por ahí. Además estuve de bromas con Adri, y seguramente Javi ya tiene confirmado que estoy loco/soy un idiota (no necesariamente a causa de lo anterior), pero bueno, no se puede luchar contra las apariencias. En realidad soy buena persona, aviso.

He descubierto que me gusta ser guionista. Preparar argumentarios, guiones, recursos… aunque luego los lea otro. No sé por qué, pero tiene su aquel. Me ha gustado.

Carlos III el Satánico

Por la universidad hay más novedades: me propuse para actuar en un cortometraje que vamos a grabar en la universidad. Un chico que quiere iniciarse en una secta satánica porque está enamorado de la chica que debe ser la jefa del cotarro. También he descubierto dos cosas: por un lado, que hay una chica fantástica a la que le caigo bien, y que hay otra gente a la que le caigo mal. Fatal. Terriblemente mal. Tan mal que si mi casa estuviera ardiendo ni llamarían a los bomberos ni nada, seguro. Lo segundo fue un poco sorpresa, aunque la verdad es que me importa poco.

Por cierto, el cómic de Psicosis ha tenido éxito. Un profesor se ha asombrado de la pedazo elipsis que hay (se come todo el segundo acto) antes de la penúltima viñeta. El tiempo es money, nens. Y el espacio en papel, es money al cuadrado.

Duna pierde la inocencia.

Anoche se zumbaron a mi gata. Mi gata es como la mujer del vecino en Family Guy, aquella que estaba siempre embarazada. Pues mi gata siempre está en celo (como su dueño, apunta la mini-Angelines que tengo en mi cabeza), y eso atrae a sus pretendientes: dos gatos negros y uno gris que maúllan bajo mi ventana para ver si sale. Y ayer se escapó, y estuvimos oyendo toda la noche los maullidos de uno y de otro. Que si ya es molesto oir a un gato cachondo cuando tienes que madrugar, pensar que se está zumbando a tu gata es mucho peor. En serio. Así que apelo a vuestra colaboración ciudadana, y si tiene cachorritos (Dios quiera que no), poder ayudarme a regalarlos. Que aún es joven para esterilizarla, dijo el veterinario.

El jueves me voy a Barcelona de puente de mayo. Es de las pocas veces que me apetece hacer un viaje, con lo perezoso que soy para estas cosas. A ver si me ventilo un poco, y confirmo la buena impresión que me llevé cuando estuve allí, años ha (qué ganas tenía de decir “años ha”, ¿o es “ah”? No creo).

2 thoughts on “Reunión, corto, satánico, cómic, guiones, zumbarse a gatas, Barcelona…”

  1. Por dios, siento lo de tu gata…. felicidades, vas a ser papá :-/

    Va a tener gatitos, fijo. Más de tres… cuánto tiempo tiene? joven para esterilizarla?

    Hay pastillas supresoras del celo, que pueden ayudar hasta que podais esterilizarla. Supongo que si no se las dais es por el posible riesgo que corre de acabar con tumores.

    A mi niña (Katy, en gloria esté) nunca se la zumbaron, le dimos pastillas toda su vida. Se murió con 15 años (a 2 meses de cumplir los 16) y sin tumores, según la veterinaria los tenía pero eran muy pequeños.

    Supongo que si determinadas pastillas mejoran para los humanos también para los bichos, que a veces, son más queridos que los humanos.

    De lo demás, sólo te puedo decir dos cosas: 1.- Ánimo, el dolor del corazón se cura, pero con tiempo.

    2.- Enemigos los tenemos todos, los criados en las ñus lo sabemos ;-))
    Seguro que son pocos y cobardes.

    Besazos

  2. Espero haber leído bien tu guión. La verdad es que estaba muy bien escrito, por eso creí que lo mejor era leerlo sin tapujos. Además, quedó como más “institucional”.

Comments are closed.