Seguridad privada

Os confieso una cosa: estoy deseando conocer a un segurata vigilante de seguridad. Sí, tener un amigo que sea vigilante de esos de Securitas, Prosegur (o cualquier contrata de estas que lo mismo te limpian el edificio que te lo vigilan), que tenga cabeza, sea majo y tenga sentido común. Creo que será la única manera de quitarme de encima prejuicios.

Y es que hasta ahora parece que no he tenido mucha suerte con la seguridad privada. No es que yo vaya colándome en los sitios o agrediendo ancianitas, no. Pero sí he tenido más de un encontronazo con vigilantes cuando hacía actividades de lo más normal, como tomar una fotografía en una estación de metro (que, por si queda alguna duda, está absolutamente permitido por la empresa) o llamar a la policía cuando uno de ellos amenazaba con agredir a un viajero. Y es muy desagradable lidiar con un señor uniformado, su prepotencia y su desconocimiento de las normas.

Yo quiero pensar que son sólo algunos casos aislados, que me he encontrado siempre con el pequeño porcentaje de vigilantes privados que en el fondo sueñan con llegar a ser policías y a los que el hecho de recibir un uniforme parecido, una defensa y unas esposas (tiemblo al pensar que algunos llevan pistola) les hace sentir personas superiores a los demás, con capacidad para inventarse e imponer normas. Cosas que, por cierto, tampoco puede hacer la policía.

Me hacen gracia algunas empresas de seguridad privada que contribuyen a que sus trabajadores se sientan policías. Les ponen uniformes parecidos, placas con recargados logotipos que recuerdan al de la policía, coches decorados de forma similar que aparcan en lugares donde está prohibido estacionar (aceras, carril bus…). Se me ocurre si habrá algún nombre para este complejo que parece afectar a algunas personas y empresas.

En fin. Sigo esperando a conocer algún vigilante de seguridad que se tome su trabajo como lo que es, un trabajo más, y no una licencia para creerse superiores al resto del mundo. Porque quiero pensar que la inmensa mayoría son gente estupenda a la que todavía no conozco.

One thought on “Seguridad privada”

  1. Déjate de guardias de seguridad, y sube un poco más de nivel:
    conoce a un policía, que seguro que son peores que los vigilantes, y más macarras o creídos xDD… aunque pueden estar más buenos (no te digo quien, que sería muy pretencioso)

    Dejando bromas a un lado, en todo grupo de personas, siempre hay gente que le viene el estereotipo como anillo al dedo, y otros que no… tendrás que rebuscar entonces entre la paja para encontrar la aguja correcta…

    Por cierto, mucha suerte para tu segundo, digo tercero, o cuarto, o quinto, o pi… bueno, suerte en tu nuevo blog xD

Comments are closed.