Tres nuevas asignaturas que deberían enseñarse en el instituto

Alimentación: Una asignatura en la que los chavales aprendiesen a cocinar y a comer sano. Es increíble que una de las actividades que más horas nos va a ocupar en nuestra vida, y que tanto afecta a nuestra salud y estética, no se toque en los institutos. Sería una asignatura con prácticas donde aprender a cocinar todo tipo de platos, a manejarse con los utensilios de cocina. Se explicaría qué debe tener una dieta para ser equilibrada, cómo adaptarla a diferentes tipos de personas, qué tipos de alimentos hay y sus propiedades, los tipos de cocina del mundo… Además, creo que supondría un gran paso hacia la igualdad, dejando de considerar la cocina un tema de mujeres.

Economía doméstica: No hablo de la economía que di yo en el bachillerato, sino una asignatura práctica en la que se enseñasen los tipos de contrato laboral, qué impuestos hay, cómo se hace una declaración de la renta, para qué sirve un seguro, qué es el paro y la seguridad social, qué es una hipoteca y qué tipos hay, qué significa ser autónomo o asalariado… cosas con las que los chavales se van a encontrar al salir al mercado laboral y que tienen que saber, pero que nadie se ocupa en explicarles.

Actualidad: Una asignatura que explicase qué está pasando en el mundo y en España y por qué, con algo de cultura general: qué hace el Gobierno, las comunidades autónomas, qué ministros hay, qué temas importan a nivel nacional e internacional, qué se está discutiendo en las cumbres mundiales, qué opina cada partido político, qué ideologías hay.

Sé que algunas de estas cosas están en una asignatura-contenedor que en mis tiempos se llamaba Transición a la vida adulta. Pero era una maría, una optativa que cogían los que no habían elegido francés. Yo creo que deberían ser tres asignaturas obligatorias. La alimentación, la economía y la sociedad son tres aspectos fundamentales de nuestra vida para los que no salimos preparados del instituto.