Un domingo embrujado


Si alguna vez voy a tu casa, no me dejes cerca de aparatos electrónicos, porque está visto que soy gafe. En un domingo me ha fallado todo lo que podía fallar.

Lo primero que hizo plof fue el GPS este que tengo asignado. Es un aparato extraño, que no tiene interruptor: se enciende y apaga introduciéndole una llave USB. Pues bien, sin haber hecho nada de repente no tenía ningún piloto encendido. Le meto la llave y nada. Lo pongo a cargar, y nada. Acojonado, llamo al número de la empresa de encuestas… y salta un pitido de fax. Los domingos no trabajan.

Lo segundo en fallar ha sido el blog. Se ha debido desconfigurar algo en las DNS, pero www.fernandobuscasusitio.es ya no trae aquí como antes, sino que carga un HTML que creé para redireccionar a los que metiesen el dominio sin las www (a falta de un remedio mejor, las chapuzas valen). Total, que por lo que entiendo, se carga ese archivo que trata de redireccionar a la propia web que carga el archivo… es como el gato que se lame su propio pene (que diría Berto), un círculo vicioso. Para redondear la cosa, no recuerdo mi contraseña del FTP de Acens, porque te pedían tantos requisitos para que fuese segura que no sé ni cuál puse.

Lo tercero en fallar ha sido el Time Machine. Un sistema del Mac que hace copias de seguridad automáticamente en un disco duro que le tengo asignado. Se ha llenado el disco duro, pero no sé cómo decirle que no importa, que borre las antiguas. Creo que no me entiende. Al final lo he hecho a mano.

A todo esto unámosle mi router, que se ha enfadado con el teléfono y ha decidido que sólo va a sincronizar cuando desconecte el aparato. Así que, o tengo internet, o tengo teléfono. Es como volver a 1999. En Yacom se lavan las manos (de verdad, jamás lo contratéis, pasan del cliente… aunque sea más caro, yo estaría más tranquilo en Telefónica. Es lo que han hecho mis padres en las tiendas después de muchos problemas) y mehicieron cambiar el PTR, que el pobre ya ves tú qué culpa tendría. Al final me van a mandar otro router nuevo, al que le voy a presentar al teléfono con cariño para que no se enfaden.

Por último, he tratado de cargar una nueva plantilla en el blog y Blogger dice que nanay. Que ni plantilla ni leches, que no toque nada. ¿Me está vacilando o se está protegiendo ante mi cada vez más evidente gafe informático? La idea de que el mundo me está vacilando me ha venido hace un rato, cuando el GPS ha comenzado a funcionar solo. Estos quieren que me vuelva loco. O a lo mejor no les hizo gracia la broma de anoche…

Actualización: Efectivamente, era cosa del domingo. Ya me funciona el GPS, las plantillas del blog (verás que ahora es más ancho), el dominio y el Time Machine está haciendo la copia…

3 thoughts on “Un domingo embrujado”

  1. Veo que ya se la solucionado el problema con el dominio 😉

    Bahh exagerado… A mi no me importaría que vinieras a mi casa.

  2. Esto…. ¿lo del router no podria ser que se haya estropeado el microfiltro? A veces tambien se estropean…

Comments are closed.